BBVA anuncia que México cerrará este año como la primera unidad del grupo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

México se convertirá este año en el área de negocios que aporte más beneficios a los resultados de BBVA, según ha reconocido hoy el consejero delegado del gigante bancario español, Ángel Cano. La entidad ganó de enero a marzo 1.150 millones de euros, la cifra más elevada de los últimos tres trimestres, aunque un 7,3% menos que en el mismo periodo del año pasado. México se convertirá este año en el área de negocios que aporte más beneficios a los resultados de BBVA, según ha reconocido hoy el consejero delegado del gigante bancario español, Ángel Cano. La entidad ganó de enero a marzo 1.150 millones de euros, la cifra más elevada de los últimos tres trimestres, aunque un 7,3% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Según ha señalado el consejero delegado, «el objetivo» para este año es superar el beneficio obtenido en 2010, cuando el grupo ganó 4.606 millones, aunque no ha querido cifrar este incremento.

Los pilares fundamentales sobre los que se asientan los resultados del banco son la diversificación geográfica, «con más de la mitad de los ingresos generados en mercados emergentes», y la «gestión diferencial del riesgo».

Por el lado de la diversificación, en el primer trimestre destacó especialmente México, con un beneficio de 436 millones de euros, un 25,5% más que en el mismo periodo del año pasado, gracias a que el margen bruto en el país alcanzó el récord de 1.437 millones. Gracias a este incremento, la aportación del área a los resultados totales se aproximó al 30%.

En América del Sur, las ganancias crecieron un 17,5% hasta los 280 millones. Por el contrario, en España, donde el negocio se encuentra más «estancado», el beneficio se redujo un 33,3% respecto a igual periodo de 2010, hasta los 477 millones de euros.

No obstante, en España BBVA consiguió ganancias de cuota de mercado en áreas «clave» como hipotecas y recursos de clientes. La tasa de mora se mantuvo «bajo control» en el 4,8%, misma cifra de diciembre, y por debajo del 4,9% de un año antes. En lo que se refiere al conjunto del grupo, la morosidad se situó en el 4,1% «contenida por quinto trimestre consecutivo», según ha destacado Cano, y con una cobertura del 61%.

Por el lado de la solvencia, pese al impacto de la integración de Garanti, el grupo cerró marzo con un core capital del 8,9% tras sumar 0,2 puntos porcentuales de manera orgánica y otros 0,2 puntos gracias al «dividendo opción», el nuevo sistema de retribución que permite cobrar el dividendo en acciones.

Durante su intervención ante la prensa, el consejero delegado ha abierto la puerta también a la posibilidad de que BBVA compre alguna caja, ya que es «su obligación analizar las oportunidades». Sin embargo, ha reiterado que cualquier operación deberá «generar valor para el accionista», por lo que «el precio será fundamental». En ese sentido, ha destacado que «la prioridad» es el plan de crecimiento orgánico a cinco años lanzado recientemente, nacido con el objetivo de ganar cuota de mercado aprovechando la consolidación del sector de las cajas de ahorros.

Cano, que considera que la reestructuración del sistema financiero es la parte «más crítica» de las reformas necesarias para la recuperación de la economía española, se ha referido también a la ‘guerra del pasivo’. Aunque no cree que el límite que impondrá el Gobierno a los ‘superdepósitos’ tenga mucho impacto, sí ha señalado que una vez que se haya completado la reestructuración, «y todos los actores tengan que rendir cuentas a accionistas privados», se terminarán estas sobreofertas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA