Avanza la reforma bancaria en Venezuela en plena crisis de los ‘boliburgueses’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Asamblea Nacional de Venezuela ha aprobado los principales puntos de la reforma de la ley bancaria del país, un texto cuya sanción se ha visto precipitada por la crisis desencadenada a raíz de la participación de varios empresarios cercanos a Hugo Chávez, conocidos como ‘boliburgueses’, en una trama de corrupción que ya ha alcanzado las páginas de los más prestigiosos medios internacionales como The Economist. La Asamblea Nacional de Venezuela ha aprobado los principales puntos de la reforma de la ley bancaria del país, un texto cuya sanción se ha visto precipitada por la crisis desencadenada a raíz de la participación de varios empresarios cercanos a Hugo Chávez, conocidos como boliburgueses, en una trama de corrupción que ya ha alcanzado las páginas de los más prestigiosos medios internacionales como The Economist.

De hecho, tanto la revista británica como otros medios que se han hecho eco de la noticia, como el diario El Mundo, también utilizan el término ‘boliburgués’ para designar a este grupo de empresarios que amasaron su fortuna bajo el paraguas de Chávez. Un término que, por cierto, inventó el colaborador de Americaeconomica.com, Juan Carlos Zapata.

Entre los cambios propuestos en la reforma de la ley se encuentra la obligatoriedad que tendrá la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban) de informar a Fogade de los depósitos en caso de que algún banco presente una disminución en sus activos líquidos, igual o superior al 20%.

Los afectados por los siete bancos intervenidos en las últimas semanas, podrán acogerse también a la nueva normativa, que incluye también la subida de la garantía de los depósitos de los 10.000 bolívares (4.646 dólares) actuales a los 25.000 bolívares (11.615 dólares) por cliente.

Las firmas intervenidas eran propiedad de emergentes empresarios que amasaron grandes fortunas al calor de la «revolución socialista». Ahora, el presiente Hugo Chávez los tacha de «mafiosos» y «estafadores» capitalistas que nada tienen que ver con él.

Uno de los grupos financieros estaba liderado por un empresario que tenía negocios con el Gobierno, Ricardo Fernández Barrueco, y en el otro participaba Arné Chacón, hermano de un ministro muy cercano a Chávez que salió del Gobierno por el caso. Ambos banqueros se encuentran actualmente encarcelados.

Algunos analistas sostienen que la pequeña crisis bancaria salpicada por denuncias de corrupción contra funcionarios de alto rango podrían dañar la imagen de Chávez, en momentos en que el mandatario está embarcado en una campaña electoral para las legislativas del 2010.

Pero otros, piensan que el presidente saldrá bien librado si logra demostrar una lucha firme la corrupción, así tengan que rodar las cabezas de altos funcionarios y sus familiares.

La mayoría de los analistas y funcionarios ven poco probable que se produzca en el país una crisis de enormes dimensiones como la de 1994-1995, cuando casi la mitad del sistema bancario quedó devastado a un costo de 11.000 millones de dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA