Antonio Vázquez asegura que Iberia “jugará en primera división y ganará la liga” tras fusionarse con British Airways

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, aseguró esta mañana que la fusión con British Airways es el primer paso de la consolidación en el sector que permitirá a la compañía española “jugar en primera división y ganar la liga”. En la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales del grupo, Vázquez subrayó que el nuevo acuerdo de cielos abiertos debería permitir pasar de la actual liberalización de las rutas intercontinentales a la de los capitales de las compañías. El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, aseguró esta mañana que la fusión con British Airways es el primer paso de la consolidación en el sector que permitirá a la compañía española “jugar en primera división y ganar la liga”. En la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales del grupo, Vázquez subrayó que el nuevo acuerdo de cielos abiertos debería permitir pasar de la actual liberalización de las rutas intercontinentales a la de los capitales de las compañías.

El actual marco legislativo impide que aerolíneas de un lado del Atlántico tomen el control de las empresas de la otra orilla. Pero en el caso de que la Casa Blanca y la CE acaben con esta restricción, Iberia y British (cuya acuerdo de fusión se firmará en las “próximas semanas”) podrían dar entrada a nuevas aerolíneas.

Entre los posibles candidatos suena el de American Airlines, sobre todo después de que el Departamento de Transportes de EEUU permitiera a las tres operar las rutas entre Europa y Norteamérica a través de una sociedad conjunta, aunque manteniendo su independencia jurídica. Aunque aún falta el visto bueno de Bruselas.

Con respecto a los problemas de British con el déficit de su plan de pensiones, que permitirían a Iberia suspender la fusión, Vázquez aseguró que “tenemos la convicción de que la forma como British está manejando el tema y como se va a resolver van a ser satisfactorias”. La nueva Iberia-British, que se fusionará previsiblemente a finales de año, se convertirá en el tercer grupo aéreo en Europa con una facturación aproximada de 15.000 millones de euros.

El ejercicio 2009 fue “uno de los años más difíciles” de la historia de Iberia, que sufrió una “importante” caída en los ingresos operativos por la crisis económica global y la fuerte competencia. Después de trece años consecutivos de beneficios, la aerolínea española ha registrado unas pérdidas netas de 273 millones de euros. La facturación anual de la compañía cayó un 19,1%, hasta 4.409 millones, mientras que la tasa de ocupación se redujo un 0,2%. Los ingresos disminuyeron en todas las áreas de negocio de Iberia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA