Alí Rodríguez anuncia la liquidación de los bancos de Fernández Barrueco

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras un discreto silencio mantenido durante los últimos días, el ministro de Finanzas venezolano Alí Rodríguez ha querido dar la cara para anunciar el cierre de los cuatro bancos del empresario Fernández Barrueco intervenidos hace 10 días. Fuentes bancarias del país han confirmado a Americaeconomica.com que también se ha decretado la liquidación de dos de estas entidades, el Banco Canarias y el BanPro, al parecer, por su falta de solvencia. Tras un discreto silencio mantenido durante los últimos días, el ministro de Finanzas venezolano Alí Rodríguez ha querido dar la cara para anunciar el cierre de los cuatro bancos del empresario Fernández Barrueco intervenidos hace 10 días. Fuentes bancarias del país han confirmado a Americaeconomica.com que también se ha decretado la liquidación de dos de estas entidades, el Banco Canarias y el BanPro, al parecer, por su falta de solvencia.

Estos dos bancos, junto con el Confederado y el Bolívar Banco, seguían operando con la supervisión de una junta interventora y atendían al público normalmente. Pero la intervención “a puerta cerrada” significa que a partir de este lunes, las cuatro instituciones que están siendo controladas no podrán abrir sus puertas.

Ante la incertidumbre que se ha originado entre los clientes, que según las fuentes consultadas al cierre de esta edición aún no sabían muy bien si podrían seguir retirando su dinero, Rodríguez ha destacado que el Gobierno garantizará el depósito, en el caso de Banpro, de 457.000 personas, un 97% de los clientes, y de 268.000 en el Canarias, el 92% de los ahorristas.

El pasado domingo, el presidente Hugo Chávez lanzó una nueva advertencia a los bancos privados del país, subrayando que podría optar por nacionalizar aquellas instituciones financieras que no cumplan su misión y hagan «negocios con la plata del pueblo» en lugar de dar créditos a los pobres.

Sus palabras, según los analistas, tenían esta vez una connotación más fuerte en relación con lo ocurrido con Fernández Barrueco, que sigue encarcelado en el país tras haber intentado a través de diversas adquisiciones ampliar su negocio financiero.

Muchos se preguntan por qué este repentino interés por un negocio que apenas representa un 5% del mercado nacional. Algunos observadores aseguran que los intereses no son puramente empresariales. Recuerdan que muchos grandes bancos tienen conexiones con otras empresas que utilizan a estas entidades para solventar sus problemas financieros.

Pero el negocio bancario no sólo es atractivo por este motivo. Estas entidades pueden tener posiciones en moneda extranjera, algo impensable para las otras empresas que operan con el control de cambio establecido en el país desde 2003. Por no hablar de las polémicas “notas estructuradas” que los bancos compraban al Banco Central para ahorrar en divisas.

Los banqueros cuentan con estos favores del Gobierno, y enemistarse con Chávez puede ser peligroso. De hecho, el mandatario intenta mantener a ralla al sector con unas condiciones por las que las entidades están obligadas a otorgar un elevado porcentaje de sus créditos a la construcción de viviendas o a financiar la agricultura, con unas tasas de interés controladas. En concreto, y según algunos blogs especializados, el Gobierno fija cuál será el destino del 37% de los préstamos.

También obliga a las entidades a financiar el endeudamiento del Estado. Según un reciente informe de Ecoanalítica, al cierre de agosto los bancos dedicaron un 76% de sus inversiones a la compra de estos papeles, quedando el resto para los créditos.

Más del 70% del sistema bancario venezolano está en manos privadas. Tras la nacionalización en 2009 del Banco de Venezuela, que es el tercero del país y estaba en manos del grupo español Santander, el Estado controla más de 25% del sector y es el actor más poderoso del sistema financiero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA