¿Qué es necesario tener en cuenta a la hora de financiar la compra de regalos de San Valentín con tarjetas de crédito?

Tarjeta de crédito

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

De acuerdo con los últimos datos publicados por las entidades del sector comercial, durante el año 2021 los latinoamericanos gastaron un promedio de 40 dólares en regalos por persona. En un año difícil en el que muchas personas aún no han recuperado su trabajo o su nivel de ingresos de 2019, puede ser que el principio de año no sea el ideal para hacer un gasto de tal magnitud en cuentas bancarias que están ya al límite. En estos casos, las familias suelen recurrir a diferentes fuentes de financiación para hacer frente a los gastos extraordinarios de este momento del año.

En particular, las tarjetas de crédito encabezan las preferencias de los consumidores. Esto se debe a que son los medios de pago más difundidos en los negocios, sólo detrás del pago en efectivo (cada vez más en desuso) y las tarjetas de débito tradicionales. Con una tarjeta de crédito se puede acceder a un importe de dinero para financiar compras en uno o más pagos, lo que permite no sólo postergar el momento en el que será necesario desembolsar la suma total, sino que además es posible financiarlas en cuotas con o sin interés. De esta manera, el coste de las compras puede pagarse a lo largo de todo el año.

Más y mejores alternativas

Como las tarjetas suelen ser ofrecidas por las mismas entidades bancarias en las que el cliente tiene sus cuentas, el acceso es relativamente sencillo y menos engorroso que otras opciones como los préstamos personales. Por otra parte, los intereses se pagan únicamente por el importe financiado y, en consecuencia, el valor de las cuotas mensuales dependerá fundamentalmente de las compras que se hagan cada mes, lo que da una mayor capacidad y flexibilidad al usuario de definir cuál quiere que sea su coste mensual.

Actualmente, la oferta de tarjetas de crédito ha crecido enormemente con la migración de los servicios bancarios a internet. Los bancos y empresas financieras online compiten diariamente por captar nuevos usuarios, por lo que ponen a disposición de un público potencial las tarjetas de crédito con las condiciones más convenientes. Las barreras de acceso son cada vez más bajas, ya que se han eliminado muchas de las comisiones, y las tasas de financiación para compras y adelantos de efectivo son bastante más favorables que las ofrecidas por los bancos tradicionales.

Consejos para el uso de las tarjetas de crédito

El uso responsable de los instrumentos de crédito es algo esencial. Como los plásticos son un medio de pago habitual, muchas veces es difícil tener un control pormenorizado de los gastos que se hacen al usarlos. Esto podría tener como resultado que se acumule una deuda importante, lo que, a su vez, podría derivar en futuras demoras en los pagos, intereses adicionales y otras comisiones que afectarían no sólo la salud de las finanzas personales sino también el historial de crédito del usuario.

Hoy en día, la mayor parte de los proveedores de servicios financieros cuenta con apps para dispositivos móviles que facilitan el monitoreo constante del estado de cuenta y de los gastos hechos con la tarjeta de crédito. Incluso es posible ver su clasificación por coste y tipo de actividad, lo que favorece el control y el descubrimiento de oportunidades de ahorro.

En cualquier caso, el contar con una fuente de crédito puede ser particularmente útil en circunstancias especiales en las que es necesario hacer un gasto extraordinario, como durante las Navidades. Pagar en tiempo y forma no sólo es un modo de conseguir las menores tasas por todo lo que se compra, sino que además el buen cumplimiento da la posibilidad al cliente de solicitar una ampliación de este crédito con mejores condiciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA