México rechaza la orden de Texas para detener a migrantes en EEUU

Frontera México EEUU

Frontera México EEUU

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó este viernes la autorización emitida la víspera por el gobernador de Texas, Greg Abbott, para que fuerzas del orden de ese estado del sur de EEUU detengan y regresen a migrantes indocumentados a los cruces fronterizos, donde serán procesados por autoridades.

Abbott «se está extralimitando, no le corresponde legalmente tomar esa decisiones, es algo que tiene que ver con el Gobierno federal de EEUU», dijo el mandatario a periodistas.

El jefe de Estado recordó que la cancillería mexicana considera que la aplicación de la ley migratoria es facultad exclusiva del Gobierno federal de EEUU, con el que dialoga sobre este asunto, y cree que la medida es parte de las campañas electorales en Texas.

«Como hay elecciones en noviembre, buscan el sensacionalismo, el amarillismo, piensan que así van a tener simpatía los de un partido o de otro», dijo López Obrador.

El presidente subrayó su respeto por la soberanía de otros países, pero rechazó «que haya campañas anti migrantes con propósitos electorales, es inmoral y politiquero».

El gobernador del Partido Republicano de EEUU, opositor a nivel federal, firmó una orden ejecutiva que autoriza a la Guardia Nacional y al Departamento de Seguridad Pública de Texas a llevar a los puertos de entrada a los migrantes indocumentados que detengan.

DIÁLOGO CON BIDEN

López Obrador dijo que abordará el tema en la reunión que sostendrá con su homólogo estadounidense el próximo martes en Washington, centrada en asuntos migratorios y de desarrollo económico.

«Estoy absolutamente seguro que el presidente Biden no acepta eso, no aprueba eso, estoy absolutamente seguro; es más, el departamento de Estado (cancillería de EEUU) ya está cuestionando esta medida», dijo el jefe del Ejecutivo.

Adelantó que si un candidato o partido maltrata a migrantes pedirá que los millones de mexicanos residentes en EEUU y con derecho al sufragio que voten en contra de ellos.

«No vamos a permitir que se maltrate a los migrantes ni a los mexicanos», enfatizó.

El líder mexicano dijo también que planteará al jefe de la Casa Blanca una propuesta de cooperación ante la crisis económica internacional y la inflación.

«Debemos ayudarnos mutuamente en una circunstancia difícil para los dos países y para el mundo. Tenemos que mantener una política de buena vecindad y estrechar aún más los lazos de cooperación entre los dos países porque la crisis nos afecta», argumentó.

Indicó que ambos países son buenos socios económicos, comerciales, vecinos y amigos, pero que una inflación descontrolada es preocupante.

«Tenemos que actuar de manera conjunta, ayudarnos para el control de la inflación, es un asunto que le voy a proponer (a Biden). Tenemos un plan que, si lo aplicamos conjuntamente, puede dar resultados favorables y ayudar a nuestros pueblos», puntualizó sin ofrecer detalles de su propuesta que elabora la cancillería.

México plantea que la decisión del gobernador de Texas podría generar un enfrentamiento con el Gobierno federal estadounidense encargado de la política migratoria.

La medida pretende «detener la empresa criminal que pone en peligro a nuestras comunidades», afirma Abbott.

La decisión de Texas es anunciada mientras crece el éxodo masivo, que se coloca en el centro de la relación bilateral tras la muerte de 53 migrantes abandonados en el interior de un tráiler en junio pasado, 26 de ellos de nacionalidad mexicana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA