López Obrador confirma que enviará una carta a Biden con una propuesta sobre política migratoria

Andrés Manuel López Obrador

Andrés Manuel López Obrador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este martes que enviará una carta a su homólogo estadounidense Joe Biden con una propuesta de inversión para generar empleo en Centoamérica, que será entregada el jueves 9 de septiembre en el marco de una reunión bilateral sobre economía que se celebrará en Washington.

«Es básicamente el tema migratorio y una propuesta para ordenar el flujo migratorio, llevando a la práctica un plan para que haya trabajo en Centroamérica, que haya atención los pobladores de Honduras, de El Salvador, de Guatemala, atender las causas», dijo el jefe de Estado mexicano en conferencia de prensa.

La misiva la entregará el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien viajará acompañado de la titular de Economía, Tatiana Clouthier en el marco del relanzamiento del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre ambos países, en la que participan responsables del Consejo de Seguridad Nacional y del departamento de Estado estadounidense.

«Es lo que siempre hemos dicho: la gente tiene que optar por emigrar porque no tiene opciones, no tiene alternativas ni esperanzas en sus pueblos; ya es tiempo de iniciar una etapa nueva en la política migratoria donde lo esencial sea el bienestar de los pueblos, sobre eso trata la carta», adelantó el mandatario.

REVISAR ESTRATEGIA ECONÓMICA

López Obrador propone además «revisar a fondo que existe necesidad de fuerza de trabajo, tanto en EEUU como en Canadá» para impulsar el crecimiento económico en América del Norte.

La misiva señalará que «en vez de estar deteniendo todo el flujo migratorio, hay que atender en las comunidades de origen de la gente, que tengan opciones y abrir la posibilidad de que se entreguen visas temporales de trabajo, porque se va a necesitar impulsar la producción» en Norteamérica.

El gobernante indica que EEUU destina mucho dinero para reactivar la economía con subsidios estatales.

«El presidente Binden, como nunca, está entregando recursos a la población de EEUU, pero la mayoría de ese dinero termina en los mercados de Asia», sostiene el gobernante latinoamericano.

Explicó que los consumidores estadounidenses tienen que comprar mercancías y electrodomésticos producidos en Aisa.

Mencionó además que se necesitan trabajadores de la construcción en la economía estadounidense.

«Por eso hay que tener una visión distinta, no es estar solo conteniendo el flujo migratorio», para resolver el problema.

Indicó finalmente que se requiere un tratamiento integral del éxodo centroamericano.

«Que se ofrezca trabajo, se protejan los derechos humanos, es parte de lo que expongo con todo respeto al presidente Biden que ha tenido una posición de apertura», puntualizó.

Comentó que con el expresidente Donald Trump, lo más importante fue renegociar el tratado de libre comercio de Norteamérica, que entró en vigor en julio del año pasado.

«Pero en el tema migratorio no pudimos llevar acciones de desarrollo a Centroamérica, como se propuso durante mucho tiempo, incluso se dio a conocer que se iban a invertir 4.000 millones de dólares (de EEUU), y al final no hubo esa la inversión, es un compromiso pendiente», recordó.

De todo el flujo migratorio, el 60 por ciento proviene de Honduras, Guatemala y El Salvador, aseguró.

«Ahora está el caso excepcional de Haití, pero es un caso distinto, el flujo permanente viene de Centroamérica» porque en los últimos tiempos ha bajado el número de migrantes mexicanos, puntualizó.

Finalmente dijo que históricamente los gobiernos han contenido el flujo migratorio.

«Nosotros lo hacemos, y eso es muy importante, ojalá se comprenda, no solo porque no se puede abrir la frontera y pasen completamente todos, que sería violar nuestras leyes, sino que tenemos que cuidar a los migrantes», argumentó.

Argumentó que, aunque resulte paradójico, si México permite que los migrantes transiten a su frontera norte corren muchos riesgos con el crimen organizado

Puso como ejemplo recientes detenciones de grupos de decenas de extranjeros hacinados en el norte y sur del país.

«Acabamos de rescatar a un grupo muy grande de migrantes en el norte que estaban prácticamente secuestrados, entonces no deseamos una desgracia», terminó.

En julio el éxodo se disparó a un máximo histórico de 212.000 personas detenidas por EEUU en su frontera sur, mientras que México interceptó casi 20.000 en todo 2021.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA