López Obrador afirma que el litio de México no será para China, ni EEUU, ni Rusia

Litio

Litio

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reafirmó este martes su proyecto para nacionalizar la explotación del litio en este país norteamericano, mineral usado en la industria energética que no será para China, ni EEUU, ni Rusia, al oponerse a una autorización de la fusión entre la firma china Ganfeng y la británica Bacanora Lithium.

Ante esa decisión reciente el gobernante planteó que «es un mineral estratégico, el litio no va a ser ni para China ni para Rusia ni para EEUU, el litio es de México», dijo el jefe de Estado en conferencia de prensa.

López Obrador cuestionó que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece, autónoma) haya autorizado el traspaso a una empresa china el control accionario del yacimiento de litio en Bacanora, Sonora (noroeste).

«Acaba de darse el caso de que ese instituto autónomo (…) permitió a una empresa china comparar la concesión de la empresa minera de Bacanora en Sonora donde hay litio», señaló el jefe del Ejecutivo.

Con esa fusión, el mayor yacimiento de litio mexicano, donde las firmas extranjeras invierten unos 500 millones de dólares, quedaría bajo control de la firma asiática.

Reveló que Washington ya planteó su inconformidad con esa medida, que entregaría a China el control del yacimiento de ese mineral esencial para la fabricación de baterías recargables, cuyo uso aumenta en automóviles eléctricos y almacenamiento de energía.

«Claro que ya hubo reclamo de Estados Unidos porque ellos traen diferencias comerciales (con China). Nosotros no queremos confrontación con nadie», dijo al subrayar que mantendrá una defensa de los recursos naturales.

El mandatario se preguntó: «¿Cómo el litio se va a entregar a potencias extranjeras?, no solo porque pertenece a México. ¿Cómo nos vamos a meter nosotros en una guerra comercial?, porque no estamos hablando del carbón sino del litio».

Al cuestionar al organismo estatal, afirmó además que sus funcionarios son «autónomos del pueblo, no del dinero o de los hombres del dinero».

CONTROVERSIA CON ÓRGANOS AUTÓNOMOS

El jefe del Ejecutivo afirma que esa decisión mostraría que los órganos autónomos «se crearon para favorecer el saqueo y empresas particulares, sobre todo extranjeras», con decisiones que afectan a las empresas públicas del sector energético, como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esas instituciones «son parte del modelo neoliberal y en EEUU algunos defiendes las autonomías», prosiguió.

El 22 enero pasado, la secretaria de Energía de EEUU, Jennifer M. Granholm, expresó en una visita oficial a México las «preocupaciones reales por el posible impacto negativo sobre la inversión privada estadounidense» del proyecto de reforma energética.

La iniciativa gubernamental busca que la estatal CFE eleve su porción del mercado eléctrico nacional, del 35 por ciento actual, a un 54 por ciento.

Los entes autónomos del Estado mexicano «tienen más poder que el Ejecutivo, y pueden entregar bienes estratégicos a extranjeros; ¿y nuestra soberanía y la defensa de recursos estratégicos, dónde queda?» se preguntó el presidente.

La decisión fue tomada hace un mes por el organismo.

La media abre una disputa entre grandes potencias, «que no nos conviene, pero es lo que han hecho estos órganos autónomos, que son parte del modelo que implementaron para el saqueo y someter al Gobierno de México».

El mandatario enfatizó que su administración no otorgará nuevas concesiones para explotar el litio.

En las sierras rocosas del centro del centro del país y el noroeste desértico del territorio mexicano hay 1,7 millones de toneladas de reservas mineras de litio estimadas, que colocan al país entre los 10 países con las mayores reservas de ese mineral.

La Comisión de Competencia Económica argumentó que las leyes mexicanas permiten a toda empresa, nacional o extranjera, adquirir o fusionarse con otra, y aumentar su participación, como el caso de la sociedad entre Ganfeng y Bacanora Lithium.

Por su parte, EEUU construye una mina para encarar la dependencia casi total de fuentes extranjeras de litio, en la cima de un volcán inactivo en el norte de Nevada.

La compañía encargada de ese proyecto también dirige una construcción similar en Argentina.

Analistas del sector estiman que la demanda de litio se multiplicaría por 10 antes de que finalice esta década, ante la demanda de firmas constructoras de vehículos eléctricos, como Tesla, Volkswagen o General Motors.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA