Contratistas de Pemex envueltos en casos de corrupción aparecen en los Papeles de Pandora

Pemex

Pemex

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Socios contratistas de la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) envueltos en escándalos de corrupción y pagos de sobornos crearon en los últimos 15 años estructuras en paraísos fiscales para comprar yates, propiedades en EEUU o abrir cuentas fuera de México, según un nuevo capítulo de la investigación papeles de Pandora publicado este miércoles por la revista Proceso.

«La casta de empresarios que se enriqueció gracias a los contratos multimillonarios de Pemex» en los sexenios de los expresidentes Vicente Fox (2000-2006); Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), señala la publicación que participa en la investigación internacional.

Las cuentas están relacionadas con socios de las firmas Oceanografía, Blue Marine, Oro Negro, Grupo R y sociedades aliadas con la constructora brasileña Odebrecht, indica la nueva entrega de Proceso, uno de los medios que participa en la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés).

Esos inversionistas han canalizado parte de sus fortunas en paraísos fiscales y jurisdicciones secretas, según documentos filtrados sobre cuentas opacas alejados del escrutinio de autoridades fiscales.

Los nombres de los socios de Pemex y sus estructuras financieras fueron detectados por Proceso y otros 149 medios de 117 países en los cerca de 12 millones de documentos internos de 14 firmas especializadas en estructuras offshore, analizados durante un año en el marco de la investigación Papeles de Pandora.

Entre ellos aparece el nombre de quien fue director general de Pemex de 2012 a 2016, Emilio Lozoya Austin, durante la primera mitad del mandato del sexenio de Peña Nieto, a quien gerentes de Odebrecht acusan de haberles cobrado sobornos a cambio de contratos de la empresa.

«Lozoya fue un cliente destacado de paraísos fiscales, pues utilizó sociedades de papel en las Islas Vírgenes Británicas para cobrar sobornos Odebrecht y de Altos Hornos de México (AHMSA)», dice el reporte de la revista.

El pasaporte de Lozoya ya había aparecido en los Panama Papers, otra investigación internacional anterior que coordinó el ICIJ, cuando trató de abrir una sociedad de papel en ese archipiélago caribeño, a través del despacho panameño Mossack Fonseca.

CONTRATISTAS EN ESCÁNDALOS

La empresa Oceanografía se hundió en numerosos escándalos de corrupción y de sobreprecios.

En 2011, el Servicio de Administración Tributaria (SAT, federal) le otorgó una condonación de impuestos de casi 400.000 dólares, y en 2014 un crédito fiscal de más de 100 millones de dólares.

«Amado Yáñez Osuna, polémico socio e hijo del fundador de Oceanografía, enfrenta problemas judiciales desde hace cinco años», acusado de conseguir un crédito unos 250 millones de dólares del banco mexicano Banamex, según el reporte.

Esos créditos fueron obtenidos «mediante documentos con firmas apócrifas de Pemex».

En respuesta a un cuestionario de los periodistas, un representante de Oceanografía explicó que una corporación constituida en 2010 en Islas Vírgenes Británicas «es la figura legal para la adquisición de la embarcación denominada Cavallino di Mare con un costo de adquisición de 1,6 millones de euros, adquirida por Oceanografía».

La respuesta a los investigadores indica que la empresa está legalmente constituida en México y que «en todo momento Oceanografía cumplió con las leyes mexicanas».

En otro caso, en enero de 2011, la Secretaría de la Función Pública sancionó a 14 funcionarios de Pemex tras determinar que adjudicaron «de manera irregular» contratos a una filial de la firma Blue Marine, llamada Arrendadora Ocean, y a la empresa Transportación Marítima Mexicana, «que provocaron un daño patrimonial de 23,5 millones de dólares a la petrolera» .

Durante el sexenio de Peña Nieto, los contratos a Blue Marine y sus filiales continuaron: «Pemex y sus subsidiarias les otorgaron por lo menos unos 400 millones de dólares en contratos, entre 2013 y 2016», prosigue la investigación.

Los socios de Blue Marine crearon una filial en Islas Vírgenes que posteriormente trasladaron a Panamá, llamada Blue Marine Offshore.

En julio de 2017, la sociedad decretó una distribución de 26,96 millones de dólares entre los socios Antonio Juan Marcos Issa y los hermanos Reynoso Durand.

Acerca de Oro Negro, los hermanos Cañedo White, herederos de un alto directivo de la empresa Televisa, y sobrinos de Francisco Gil, exsecretario federal de Hacienda en el sexenio de Vicente Fox «tuvieron un pie en el sector petrolero, a través de la polémica empresa».

Oro Negro fue fundada por José Antonio Cañedo White con su primo Gonzalo Gil White en 2009, contra quienes, en septiembre de 2019, la Fiscalía General emitió órdenes de aprehensión internacionales

Ambos están acusados de «administración fraudulenta y abuso de confianza» por casi 38 millones de dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA