El impulso de las Pymes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Luis Miguel Albornoz, presidente de la Asociación Latinoamericana de Comerciantes y Empresarios (ALCE) en España, lucha por tener un espacio donde sus necesidades e intereses puedan ser atendidos. Sólo en la Comunidad de Madrid existen entre 10.000 y 15.000 pymes y la necesidad de contar con un ‘censo’ más detallado y que sus colegas sean capaces de organizarse son algunos de los objetivos del acuerdo que este viernes firman 300 pymes con distintas instituciones en la madrileña Casa de América. El poder y la organización (bien entendidos) que ha alcanzado el empresariado chino en España es un ejemplo a seguir. Luis Miguel Albornoz, presidente de la Asociación Latinoamericana de Comerciantes y Empresarios (ALCE) en España, lucha por tener un espacio donde sus necesidades e intereses puedan ser atendidos. Sólo en la Comunidad de Madrid existen entre 10.000 y 15.000 pymes y la necesidad de contar con un ‘censo’ más detallado y que sus colegas sean capaces de organizarse son algunos de los objetivos del acuerdo que este viernes firman 300 pymes con distintas instituciones en la madrileña Casa de América. El poder y la organización (bien entendidos) que ha alcanzado el empresariado chino en España es un ejemplo a seguir.

– ¿Cuál es el objetivo del acuerdo que van a firmar este viernes varias asociaciones empresariales como la suya con distintas instituciones españolas?

– Se trata de un acto que no surgió de nosotros como asociaciones de empresarios, sino que partió de la idea de empresarios españoles y de numerosas misiones diplomáticas de países latinoamericanos. Embajadas como las de Bolivia, Paraguay o Chile querían organizar un poco a sus compatriotas que ya estaban en España llevando una empresa o con la posibilidad de montar una.

– ¿Por qué querían contar con esa especie de censo?

– Porque no hay datos específicos de, por ejemplo, cuántos emprendedores peruanos hay en España o cuantos empresarios colombianos…, es cierto que hay estadísticas, pero son demasiado generales, muy amplias, con datos muy agregados, como que hay más de 5.000 empresarios colombianos, pero no se sabe en qué sectores desarrollan su actividad, ni cómo se reparten por comunidades autónomas. De ahí que las embajadas nos dijeran: coincidiendo con la Cumbre Iberoamericana –que se celebró el fin de semana pasado en Cádiz- en la que se va a impulsar el intercambio comercial entre España y Latinoamérica, ¿ por qué no apoyamos también a los empresarios iberoamericanos que ya están en España?

– Unos empresarios, pequeños la mayoría, que también lo estarán pasando mal con la crisis que se ha instalado en España, ¿no?

– Estamos pasando por las mismas necesidades que atraviesan los empresarios españoles y yo creo que un poco más porque como bien es sabido no hay crédito, no tenemos familiares a quienes pedir un préstamo, no contamos con una red, como los chinos, que piden préstamos en su países de origen y los van devolviendo a plazos, pues no, no tenemos ninguna de esas posibilidades.

– Y en ese sentido se enmarca el acuerdo del viernes…

– Así es, se trata de concienciar tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad de Madrid como a los ministerios que van a participar, al Congreso de los Diputados, al Senado de que igual que están respaldando los proyectos de internacionalización apoyen a los empresarios iberoamericanos que generamos empleo y riqueza aquí, que no se olviden de nosotros.

– ¿Cómo se concretaría ese apoyo que ustedes demandan?

– Después de este viernes 23 de noviembre, con todas esas instituciones implicadas que antes he comentado además de las misiones comerciales de los países latinoamericanos, las cámaras de comercio y más de 300 empresarios latinoamericanos y españoles, se van a organizar mesas de trabajo centradas en temas como emprendimiento y formación, internacionalización, crédito y financiación, asociacionismo empresarial, etc. y donde se va a involucrar a instituciones privadas y públicas, empresarios, asociaciones, ONGs y sindicatos.

– Usted es un firme defensor de que los empresarios latinoamericanos en España tienen mucho que aprender precisamente en lo que se refiere al asociacionismo

– Sí, porque nosotros no tenemos la mentalidad de asociarnos. Hasta la fecha vamos solos a todas partes: para pedir una subvención, pedir un crédito… cualquier gestión la hace cada empresario por su cuenta. Y hay que tomar el ejemplo de los españoles que aquí están muy bien organizados por asociaciones y por federaciones, lo que facilita realizar cualquier gestión al ir en grupo. Pero si vamos con la Federación de Empresarios de Madrid (Fedecam) o con la Asociación de Mujeres Empresarias o con la asociación que yo presido (ALCE) es más fácil solicitar conjuntamente proyectos de formación, subvenciones, créditos, etc.

– ¿Y tienen algún acuerdo con las universidades?

– Se han sumado al proyecto la Universidad Complutense, el Instituto de Empresa, IESE, la Universidad Internacional de La Rioja, la de Murcia, Navarra…, que son entidades que nos van a prestar su apoyo en el ámbito educativo porque todos nosotros creemos que ya los hemos estudiado todo, que no necesitamos reciclarnos y este es el primer paso en formación. Porque a la hora de emprender un negocio, asociarnos, diseñar de estrategias de marketing, etc. contar con el asesoramiento de la universidad nos resulta de muchísima utilidad.

– ¿Desde cuándo se viene gestando este proyecto de impulsar la comunidad empresarial iberoamericana en España?

– Comenzamos el pasado febrero cuando nos sentamos varios empresarios, representantes de misiones diplomáticas y asociaciones empresariales de aquí con el objetivo de generar un espacio en el que pudiéramos tener una representación. El ejemplo de los chinos es interesante: hace ocho o nueve años se asociaron y ya son más de 3.500 chinos los que pertenecen a Fedecam y ya tienen voz y voto en una cámara de comercio, en la patronal y no se puede hacer nada sin contar con ellos. Si se venden o no licores, los horarios comerciales… para todo hay que tener en cuenta a los chinos. Nuestra meta es tener representación en la Cámara de Comercio, en la Comunidad de Madrid… en definitiva, tener voz y voto, que nos tengan en cuenta porque en la Comunidad de Madrid desarrollan su actividad más de 10.000 pymes iberoamericanas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA