Currently set to No Index
Currently set to No Follow

Proyecto 3D Valencia, expertos en renders de productos y ambientes para catálogos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una vivienda necesita mobiliario, iluminación, cerámicas, griferías, entre otros bienes. A la hora de mostrar, ya sea un objeto terminado o un proyecto, la solución más efectiva es contar con renders de productos.

Un render 3D fotorrealista permite exhibir, con un óptimo resultado, cualquier producto a un coste inferior al que tiene, por caso, una sesión fotográfica, la cual debe contar con aparatos de iluminación, personal y distintos escenarios. En el estudio Proyecto 3D Valencia, donde cuentan con una vasta experiencia en todo lo vinculado a la arquitectura, renderizan objetos a alta resolución de manera que se puedan incorporar a un sitio web o a un catálogo de venta. 

Ventajas de los renders de productos

En principio, el control de la escena en un render es total, lo que incluye tanto la iluminación como las sombras o el balance de color. Así, es más fácil destacar ciertos detalles que al fabricante le gustaría resaltar. Además, los renders de productos en 180 grados permiten observar a los objetos desde distintos ángulos.

Si el producto se encuentra en una fase de fabricación o desarrollo, el render permite comenzar con la venta antes de la finalización. Con este servicio, siempre existe la posibilidad de modificación, a diferencia de cuando el producto está terminado, ya que un cambio en este significa un gasto adicional. Las modificaciones en la etapa de proyecto son más económicas que después.

Los productos que se renderizan también se pueden colocar en espacios virtuales que sirven para resaltar sus cualidades. El estudio Proyecto 3D Valencia realiza este tipo de trabajos en los que un artefacto de iluminación, un mobiliario o cualquier otro producto se sitúa en ambientes donde se pueden apreciar las distintas texturas y materiales.

Catálogos de productos y renders de 180 grados

El modelado en tres dimensiones de productos está disponible para todo tipo de fabricantes. La presentación a través de imágenes virtuales es una forma innovadora que logra aportar mucha más información útil sobre lo que se quiere vender.

Los renders en 180 grados permiten, además, la posibilidad de observar todo tipo de detalles. El cliente puede mover el producto y observarlo desde distintos ángulos. El modelado 3D se puede integrar en páginas web o directamente en catálogos virtuales que los fabricantes pueden ofrecer a sus clientes.

Los renders de producto con una visualización completa y detallada permiten a los clientes llegar a una mejor decisión a la hora de elegir qué es lo que van a comprar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA