La empresa Greentech Factory revoluciona la industria con la impresión 3D metal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La impresión 3D se alza a día de hoy como uno de los avances tecnológicos emergentes más importantes de este siglo. Gracias a esta herramienta, se facilita la fabricación de piezas y productos de tipo industrial, que se puede realizar de forma rápida y precisa sin necesidad de moldes ni grandes series.

El desarrollo de máquinas de impresión 3D metal y otros materiales resistentes ha resultado primordial en la evolución de la industria 4.0 y la necesidad de fabricación rápida está revolucionando la manera de fabricar a demanda en lugar de generar stocks y previsiones de fabricación alejadas de la necesidad real, en un mercado global y trepidante.

Greentech Factory es una empresa navarra que se dedica a la fabricación de prototipos, máquinas y piezas complejas, entre otros productos industriales, con la ayuda de las más avanzadas máquinas de impresión de metales, composites, fibras sintéticas, materiales conductores como el grafeno y resistentes como el carbono.

Máquinas de última generación para impresión 3D de metal

Greentech Factory ha incorporado en su equipo el 3D Metal X, una máquina de impresión de objetos suministrada por la marca Markforged, la cual es una de las firmas con mayor reconocimiento en el área. El nuevo dispositivo puede imprimir con una calidad y precisión inigualable una gran variedad de metales como acero inoxidable, acero herramienta y otros como cobre e inconel 625, una aleación tan resistente como el titanio.

El Metal X de Markforged tiene un método rápido para fabricar piezas funcionales de metal, en comparación a otros procesos de moldeado. En este sentido, la impresión puede tardar entre 24 a 28 horas como máximo. Además, la máquina está capacitada para crear geometrías complejas y con refuerzos estructurales, gracias a un software específico que simplifica la construcción del modelo deseado y analiza su viabilidad y estructura final con tolerancias por debajo de 0.15 micras.

Con Greentech Factory y la impresión 3D de metales, la creación de cualquier pieza con calidad industrial y aeronáutica es más rápida de lograr. Otra ventaja es que tiene precios accesibles, debido al ahorro en tiempo y mano de obra calificada que representa, frente al troquelado y moldeado.

Impresión 3D en fibra de carbón y ónix, las alternativas al metal

La empresa también pone a disposición de los clientes la máquina de impresión 3D X7 Ónix. Proporciona una alternativa de impresión con materiales compuestos resistentes como ónix, fibra de vidrio, fibra de carbono, nylon o kevlar.

Son productos destinados a empresas que requieran materiales con una dureza parecida a la del metal, pero que varíen en otros aspectos, como ligereza, resistencia a la abrasión, etc… De esta forma, los materiales compuestos poseen un peso menor y no tienen la transmisión de calor de los metales. También son perfectos para fabricar piezas flexibles o semirrígidas.

La máquina X7 Ónix cuenta con sensores de precisión avanzados, que desarrollan el material de manera perfecta, asegurándose de que cada milímetro de la pieza quede exactamente como fue diseñado en el software.

Greentech Factory se enfoca en brindar un servicio de máxima calidad a todos sus clientes para aportar su grano de arena al desarrollo de la industria 4.0. Asimismo, se encarga de la fabricación de vehículos autónomos, drones, piezas, movilidad eléctrica, pilas de hidrógeno, componentes electrónicos y otros productos. Su acabado y durabilidad hablan por sí mismos y por todo ello la compañía espera ponerse al frente del mercado nacional y al servicio de la industria emergente en el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA