Currently set to No Index
Currently set to No Follow

En noviembre, arranca el curso de formación de iniciación a la espeleología de Vertical Challenge

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La espeleología es una actividad que permite descubrir el mundo subterráneo. La disciplina permite recorrer paisajes y rincones únicos, así como vivir aventuras extremas. Con el fin de disfrutar del recorrido y realizarlo con total seguridad, es preciso recibir una formación especializada.

Vertical Challenge es una empresa que ofrece dos tipos de formaciones de iniciación a la espeleología. El primer nivel está orientado a conocer la historia y fundamentos de la espeleología, así como aprender a realizar las maniobras de progresión vertical, prevenir accidentes y conservar el ecosistema natural. Una vez superada esta primera formación, es posible cursar el nivel 2, en el cual el alumno terminará de perfeccionar la técnica, con el fin de progresar de manera autónoma por la cavidad.

Ambas formaciones han sido impulsadas por el experto en espeleología Pep Mula Pérez, quien a continuación desarrolla más detalles sobre la formación de iniciación en espeleología ofrecida en Vertical Challenge.

¿Qué valores o experiencias puede aportar la práctica de la espeleología?

Hay que destacar de la espeleología que se trata de una actividad en equipo donde es necesario cooperar, entenderse o establecer roles. No conozco ninguna gesta que se haya conseguido de manera individual en esta disciplina. Cuanto más lejos se alcanza ir, más personas han participado. En grandes expediciones de exploración, participan y colaboran diferentes clubs y espeleólogos. He tenido la suerte de estar en alguna y vivir ese ambiente donde venían compañeros de diferentes puntos de España y también del extranjero.

Cuando se recorre una cueva no existe la competición. Incluso el tiempo va a nuestro favor, son lugares de contemplación. No se puede ir rápido para conocer lo que la naturaleza ha tardado tanto en hacer. Esto puede sonar confuso, pero es así, la espeleología va en contra dirección de la sistemática corriente social de hoy en día, donde cada vez se valoran más los tiempos y la individualidad. Estoy acostumbrado a ver gente en otras disciplinas de montaña, que solo acumulan datos: desniveles acumulados, calorías gastadas, distancias recorridas, etc… para los espeleólogos no son más que datos vacíos.

Se avanza en equipo y todavía se puede llegar a lugares a los que no había llegado nadie. Por eso escogí la espeleología.

¿Cómo se organizan y qué incluyen las distintas formaciones de iniciación ofrecidas por Vertical Challenge?

Los cursos de iniciación están estructurados en dos niveles, ya que el contenido técnico es muy amplio y requiere que el iniciado practique durante varias salidas las maniobras para poder asimilarlas de forma adecuada. En el nivel uno, el objetivo es que el alumno aprenda a progresar por una cavidad de manera segura, tanto en progresión vertical como por las diferentes morfologías que puede encontrar en una cavidad.

Este primer nivel tiene una duración de 26 horas, las cuales están repartidas en 4 horas de contenido teórico y 22 horas de prácticas que se dividen en 4 salidas, una inicial en instalaciones exteriores y 3 ya directamente en cavidades, las cuales aumentan progresivamente la dificultad.

En los contenidos teóricos se exponen temas como la historia de la espeleología; las figuras que han sido más relevantes en el desarrollo y los descubrimientos de la espeleología; las exploraciones más importantes a lo largo de este tiempo, o el desarrollo y evolución de las técnicas y los materiales que se utilizan. En una vertiente más técnica, también se trata directamente el material y equipos que se van a utilizar durante la formación y los conceptos técnicos del uso de cada elemento de estos equipos y materiales. 

Por otro lado, y no menos importante, dedicamos una sesión teórica para tratar de concienciar a todos aquellos que se inician en esta apasionante actividad de la vulnerabilidad de los espacios cavernícolas, ya que se trata de hábitats especialmente estables, pero también muy frágiles en los cuales cualquier impacto del exterior repercute de manera notable sobre ellos. Y para acabar, una serie de protocolos y comportamientos para evitar accidentes.

En el segundo nivel, el objetivo es que el alumno sea capaz de gestionar su propia progresión y la de otros compañeros, por una cavidad con autonomía y seguridad, es decir, además de perfeccionar su técnica de progresión, adquiera los criterios y las técnicas de ejecución para instalar recorridos verticales. 

Este nivel está repartido en 34 horas, de las cuales, 6 horas son teóricas y 28 prácticas, repartidas en 4 salidas en cavidades.

En el contenido teórico ya aparecen temas como la representación topográfica, criterios de instalación, bioespeleología, una ampliación muy específica en materiales como anclajes y cuerdas y contenidos de primeras intervenciones en caso de accidente. 

¿La formación incluye conocimientos sobre cómo conservar los ecosistemas cavernícolas?

Tanto en la formación de primer nivel como en la de segundo nivel, existen contenidos en los cuales se ahonda en las características de estos ecosistemas. En su fragilidad y en el impacto inevitable que sufren con nuestra presencia. Por nuestra parte, en Vertical Challenge, intentamos que nuestra presencia en estos lugares sea lo menos impactante posible, tanto en nuestras salidas guiadas como en la formación que impartimos, limitando el número de participantes e instruyendo a estos a tener un comportamiento respetuoso. Por otro lado, tanto en nuestros cursos de iniciación como en formaciones más avanzadas, como cursos de equipador, tenemos una filosofía muy conservadora a la hora de equipar anclajes tanto en cavidades como en espacios exteriores.

La seguridad es lo primordial en nuestra actividad, pero creo que es necesario saber discriminar el tipo y la cantidad de anclajes que se utiliza. Con esto me refiero a que hay cavidades que están sobreequipadas, repercutiendo en la preservación de estos hábitats innecesariamente. Poner más anclajes, o anclajes sobredimensionados, no minimiza el riesgo de un accidente y sí repercute en nuestro entorno.

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para recorrer las cavernas de forma segura?

Lo primero que hay que tener presente es que en una cavidad nos encontramos totalmente aislados del exterior. Cuanto más profundizamos en ella, más nos alejamos de recibir ayuda del exterior. Esto hace que el espeleólogo desarrolle un temple diferente, saber controlar las emociones y una confianza ciega en los compañeros. 

La clave está en una buena formación y en adquirir experiencia progresivamente. En esto último, cada cual va a necesitar su propio tiempo, pero como en cualquier otra cosa, es evidente que ir sumando experiencias e ir reciclando las técnicas hace minimizar los riesgos.

En Vertical Challenge disponemos de un equipo TEDRA (sistema de comunicación subterráneo inalámbrico digital) que puede alcanzar los 2 km hasta la superficie.

¿A quién va dirigida la formación?

La espeleología, como su nombre define, es la ciencia que estudia las cavidades. Sin embargo, aunque en un inicio este era su único propósito, con el paso del tiempo su práctica se ha ido adaptando a las nuevas necesidades de la sociedad. La evolución de las técnicas y la divulgación de las exploraciones del mundo subterráneo han atraído a diferentes públicos que en la actualidad practican la espeleología por diferentes motivaciones. Muchos simplemente se inician por un reto deportivo, pero lo cierto es que es una actividad que te atrapa y te despierta una curiosidad enorme que hace que siempre quieras aprender más.

¿Para poder participar en las formaciones es necesario tener unas habilidades concretas?

No especialmente. La técnica de la espeleología tiene un alto porcentaje de maniobras mecánicas, en las cuales debes seguir unos pasos en su ejecución. También hay una parte física, que va a ir en relación con el tipo de actividad que quieras realizar. En la iniciación, la técnica es lo más importante, la capacidad física se va a basar en coordinar y en un mínimo de resistencia aeróbica. No se trata de una actividad explosiva ni de fuerza.

¿La práctica de la espeleología requiere de conocimientos de disciplinas como la escalada o el senderismo?

En la espeleología, la aventura comienza cuando se llega a la cavidad. En muchas ocasiones, para ello debemos hacer aproximaciones a pie, otras veces no, y llevar el material que vamos a utilizar, como cuerdas, mosquetones, equipos personales, etc.

La escalada solo la utilizamos en la exploración, cuando por ejemplo remontamos alguna galería o pozo.

¿Qué expertos estarán al frente de la formación? ¿Cuál es su experiencia en el mundo de la espeleología?

Los cursos de formación están dirigidos por mí. En función del número de participantes, colaboran más o menos técnicos. Tanto yo mismo, como los técnicos que colaboran tenemos una amplia experiencia en espeleología, tanto en formación como exploración.

Algunos somos también parte del equipo docente de la escuela de la Federación Catalana de Espeleología, con dilatada experiencia en formación de monitores y técnicos.

¿Cuándo tendrán lugar las formaciones de iniciación?

El próximo 17 de noviembre damos inicio a un curso de iniciación nivel I de espeleología. La presentación será virtual con los contenidos teóricos (historia de la espeleología, material y técnicas de progresión) y los días 20 y 21 serán las primeras salidas prácticas. El día 24 se hará, también virtualmente, el resto de contenido teórico (conservación del medio subterráneo y prevención de accidentes). Los días 27 y 28 realizaremos dos salidas prácticas a cavidades. El lugar donde se realizarán las prácticas y salidas a cavidades será en el Massís del Montsec.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA