Drones: el futuro del hidrógeno como combustible

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A día de hoy son muchos los sistemas tecnológicos que progresan de forma casi exponencial, creando productos innovadores, como los Vehículos Aéreos No Tripulados (conocidos también como UAS o Drones) que contribuyen al crecimiento de las empresas y, a su vez, a la protección del medio ambiente generando un ecosistema verde. Este ecosistema acarrea innumerables beneficios y nuevas técnicas de desarrollo empresarial sostenible si se usan de la manera adecuada. En ese mercado innovador nace Frp Technology, la empresa que se encarga de asesorar a empresas para fomentar su desarrollo de forma sostenible. Para hacerlo, utilizan técnicas de ingeniería aeroespacial, algoritmos matemáticos e inteligencia artificial que utilizan recursos de fuentes renovables, como el hidrógeno.

El uso del hidrógeno en Frp Technology

El hidrógeno es uno de los elementos químicos que más propiedades y beneficios ofrecen. En combinación con otros elementos, es capaz de generar transformaciones moleculares únicas en el mundo. Frp Technology ha establecido alianzas estratégicas, como en este caso particular con la multinacional coreana DMI (Doossan Mobilitty Innovation), la cual ha desarrollado unas pilas de combustible de hidrógeno ultraligeras, en las cuales el hidrógeno se convierte en la fuente de energía del Drone.

Frp Technology apuesta firmemente por el desarrollo del hidrógeno como fuente de energía y así lo incorpora a las soluciones que ofrece a sus clientes al usarlo en equipos de robótica integrada en drones, helicópteros y otros sistemas de transporte. A través del uso y fabricación de estos equipos, la empresa logra reducir el coste de contaminación que normalmente generan otros productos y servicios de transporte que se usan diariamente. Además, ofrecen espacios de formación sobre el uso del hidrógeno en drones y los medios de implementación en organizaciones privadas y públicas, entre otros.

Drone DS30 de DMI, ganador del CES Best Innovation 2020

Uno de los usos que Frp Technology ha dado al hidrógeno es la incorporación al mercado, español y europeo, y a las operaciones de vuelo y trabajos aéreos del Drone DS30 de DMI. Para paliar el mayor peso de las células de combustible de hidrógeno con respecto a las baterías eléctricas, los expertos han desarrollado unas hélices ubicadas en la parte superior del cuerpo principal que permite realizar un empuje mucho más eficiente. El objetivo de este modelo es alcanzar el equilibrio entre el consumo, la potencia y el control de altitud.

Además de su ligereza, el Drone DS30 cuenta con una gran cantidad de ventajas, como el tren de aterrizaje de silicona que permite absorber los impactos del terreno, la monitorización constante para conocer en todo momento el estado del elemento y de su combustible, el almacenamiento seguro de células de hidrógeno y el fácil montaje y recambio. Gracias a su tecnología, el Drone DS30 cuenta con una autonomía de hasta 2 horas de vuelo, con una carga de pago de hasta 5 kg y un MTOM (Masa Máxima al Despegue) de 25 kg, que le permite un desplazamiento de unos 80 km. Todas estas características llevaron al Drone DS30 a ganar el premio CES Best Innovation en el año 2020.

Esto hace que gracias a las soluciones implementadas en las organizaciones por FRP Technology, el impacto ambiental y la contaminación puede ser muy reducido en los usos de drones, llamados a ser los nuevos “dominadores del cielo”, lo cual contribuye a la mejora de las condiciones climáticas y medioambientales.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA