Cobratis: el aliado para cobrar deudas y facturas impagadas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las grandes pérdidas de dinero por las deudas no cobradas se repiten cada año tanto en la banca, como en los servicios públicos o las empresas privadas. Para dar respuesta a este problema nace Cobratis, una empresa líder en cobrar deudas por Internet que, por la vía amistosa, judicial y acordada, permite a grandes empresas, profesionales, comunidades, y pymes cobrar deudas con un coste mínimo. Las deudas se causan debido a la incapacidad de ciertas personas a hacer frente a este dinero, bien sea por no contar con los fondos correspondientes, pérdidas de trabajo o negación total por una mala experiencia con la entidad que le ofreció el servicio en su momento.

Más de 15 años de experiencia en cobro de morosos

La compañía cuenta con experiencia en cobro de morosos y gestión de impagos. Los resultados avalan que se trata de una de las mejores compañías de cobro en el país y lo más importante es que, a pesar de ello, toda la flota de talento que existe en el personal, se mantiene en constante educación, aprendizaje y evolución para ofrecer el mejor servicio disponible a sus clientes.

Cobratis es una solución efectiva de gestión de cobro que siempre ha demostrado ser el número uno a la hora de solventar cualquier situación con algún impago. Es una empresa experta en cobrar a personas o entidades en el recobro de impagos que busca solucionar a través de arreglos amistosos/prejudiciales y también judiciales.

Disponible las 24 horas del día

El procedimiento de cobro de deudas llevado a cabo por Cobratis es muy sencillo. Se comienza con la vía amistosa, donde los miembros del departamento jurídico se ponen en contacto con el deudor por diversos medios para notificar las acciones legales que se llevarían a cabo en caso de no saldar la deuda, así como explicarle la responsabilidad civil en la que se incurre al existir el impago. En la primera etapa del cobro manejada por los abogados pertinentes, normalmente se suele tomar un tiempo aproximado de 20 a 30 días hábiles. Una vez cumplido dicho periodo de tiempo, se cuenta con elementos de valor y criterios totalmente respaldados para tener conocimiento de sí se puede llegar a solucionar la situación a través de la vía amistosa, o si por el contrario, se debe pasar al siguiente paso, que sería la vía judicial para el cobro total de la deuda.

Cobratis trabaja con una plataforma disponible las 24 horas del día. El cliente introduce en el sistema la información relacionada con la deuda y a partir de ese momento permanece constantemente informado en tiempo real de todo el proceso de cobro del impago a través de su correo electrónico o su teléfono.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA