La inflación de EEUU se dispara a máximos de 40 años

FED Reserva Federal

FED Reserva Federal

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

La inflación de EEUU no da tregua, con una nueva subida en enero hasta una tasa del 7,5% que es la más elevada en los últimos 40 años, de acuerdo con las cifras publicadas por el Departamento de Trabajo. Aumenta de este modo la presión para que la Reserva Federal suba tipos por primera vez en cuatro años.

El índice de precios al consumo subió un 0,6% en enero respecto a diciembre, impulsado por los grandes avances en alquileres, alimentos y energía, según las cifras publicadas hoy. El aumento superó el 0,4% que había previsto Wall Street.

En su tasa interanual, la inflación se disparó hasta el 7,5%, alcanzando su cota más alta desde febrero de 1982. El mercado había esperado que se situase en el 7,2%.

La inflación subyacente, que excluye los precios más volátiles de los alimentos y la energía, también subió un 0,6% en su tasa mensual, mientras que en la lectura interanual escaló hasta el 6%, por encima del 5,5% del mes anterior y su nivel más alto desde agosto de 1982.

Por componentes, el combustible fue el que más subió en enero, con un 9,5% de incremento en enero y del 46,5% interanual. Los costes energéticos en general subieron un 0,9% en el mes y un 27% en el año.

El coste de los vehículos, que ha sido uno de los principales factores de inflación desde que empezó a subir en la primavera de 2021, se mantuvo estable para los modelos nuevos y subió un 1,5% para los coches y camiones usados en enero. Ambas categorías han registrado aumentos respectivos del 12,2% y el 40,5% en los últimos 12 meses.

Los costes de la vivienda, que representan aproximadamente un tercio del IPC total, aumentaron un 0,3% en el mes, lo que supone la menor subida desde agosto de 2021 y ligeramente por debajo del aumento de diciembre. Aun así, la categoría ha subido un 4,4% en el último año y podría mantener las lecturas de inflación elevadas en el futuro.

El coste de los alimentos aumentó un 0,9% en el mes y ha subido un 7% en el último año.

El mercado espera que la Reserva Federal suba los tipos en marzo por primera vez en cuatro años para hacer frente a este repunte inflacionista.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA