Estados Unidos deflacta un 7% los tramos de su impuesto sobre la renta

Joe Biden

Joe Biden

El Servicio de Ingresos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en ingles), la Hacienda del país, ha decidido deflactar los tramos del impuesto sobre la renta un 7% para el año fiscal 2023, cuya declaración se hará durante 2024, según informó en un comunicado.

Este tipo de ajuste no es algo puntual, ya que el IRS deflacta los impuestos anualmente. No obstante, la elevada inflación ha provocado que la deflactación anunciada este año sea más del doble que la anunciada para 2022, que fue de un 3%.

De esta forma, el tramo fiscal más bajo, de un 10%, pasará a ser de hasta 11.000 dólares (cifra similar en euros) en 2023, frente a los 10.275 dólares de 2022. Para las parejas que hagan declaración conjunta, el limite de este tramo pasa de 20.550 dólares a 22.000.

El tramo de un 12% pasará el año que viene a aplicarse a todos los ingresos de hasta 44.725 dólares, frente a los 41.775 de este año, mientras que el límite para las declaraciones conjuntas será de 89.450 dólares, en comparación con 83.550 actuales.

A partir de 44.726 dólares se aplicará un tramo del 22%, cuyo límite se ha elevado en 6.300, hasta un máximo de 95.375 dólares. En el caso de una declaración conyugal, el máximo para este rango impositivo es de 190.750 dólares (12.600 más).

Posteriormente, el IRS gravará los ingresos mayores de esa cifra con un 24%, hasta un tope marginal de 182.100 dólares (12.050 dólares más que para este año). Las declaraciones en pareja elevan su tope en este tramo en 24.100 dólares, hasta 364.200.

Seguidamente, existe el tramo de un 32% para las rentas individuales de más de 182.100 dólares y hasta un nuevo máximo de 231.250, frente a los 215.950 previsto para 2022. El límite de este tramo para las parejas se ha situado en 462.500, en comparación con los 431.900 anteriores.

Todos los ingresos que excedan las cantidades anteriores se gravarán a un tipo marginal del 35%, con un límite de 578.125 dólares (38.225 dólares más). Las declaraciones conjuntas han visto un alza en sus máximos de 45.900 dólares, hasta 693.750. Todos los ingresos que superen estas cifras, se gravan a un tipo marginal máximo del 37%.

Todas las exenciones y bonificaciones que pueden aplicarse los contribuyentes estadounidenses en su declaración fiscal anual (hijos, transporte, contribuciones a seguro de salud, etc) también se ha deflactado en niveles cercanos al 7%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA