El Banco de México recorta los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta el 4%

Banco central de México
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La junta de gobierno del Banco de México ha decidido por unanimidad recortar los tipos de interés en 25 puntos básicos en la reunión de política monetaria de este jueves, hasta situarlos en un nivel del 4%, según ha informado la institución en un comunicado.

El organismo ha argumentado que ante los riesgos a los que están sujetos la inflación, la actividad económica y los mercados financieros, se plantean «retos importantes» para la política monetaria y la economía.

«Al respecto, es necesario propiciar un ajuste ordenado y que permita un cambio en precios relativos sin afectar el proceso de formación de precios y las expectativas de inflación», ha subrayado la institución, que ha agregado que el futuro de la política monetaria dependerá de la evolución de los factores que inciden en la inflación.

Para tomar la decisión de recortar los tipos, el instituto emisor ha considerado el nivel de actividad económica en México, que fue ligeramente superior a lo previsto durante el cuarto trimestre. Sin embargo, ha advertido que los niveles todavía están por debajo a los anteriores a la pandemia y todavía persiste un entorno incierto y con riesgos a la baja.

En el escenario internacional, los banqueros centrales han señalado que la actividad económica global siguió recuperándose, aunque a un ritmo moderado y heterogéneo según los países y los sectores. De su lado, los mercados financieros mostraron un comportamiento positivo ante la expectativa de un importante paquete de estímulo fiscal en Estados Unidos. Entre los riesgos globales, persisten el aumento en los contagios, retrasos en la producción y distribución de vacunas, la suficiencia de estímulos fiscales y otras tensiones.

Con respecto a la inflación, el organismo azteca ha indicado que la inflación general se redujo de un 4,09% en octubre (su mayor nivel del 2020) al 3,54% en enero de 2021, mientras que la subyacente disminuyó del 3,98% al 3,84% en el mismo periodo.

«La pandemia ha implicado importantes cambios de precios relativos, presionando al alza la inflación de las mercancías y a la baja la de los servicios, que en enero registraron 5,41% y 2,13%, respectivamente», ha explicado el Banco de México.

Las proyecciones para la inflación mexicana del Banco en 2021 apuntan a un ligero aumento, mientras que las previsiones a medio y largo plazo se mantienen estables en niveles superiores al rango meto del 3%.

Asimismo, la junta del banco central ha pronosticado aumentos en la inflación general en el segundo trimestre del año, debido principalmente a los efectos de la reducción en los precios de los energéticos del año pasado, y una trayectoria decreciente a partir del segundo semestre del año. De su lado, se prevé una inflación subyacente del 3% a partir del tercer trimestre.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA