Currently set to Index
Currently set to Follow

Una ONG denuncia que el Gobierno de Colombia montó un falso ataque cibernético durante las protestas

Un manifestante ondea la bandera de Colombia en las marchas del Paro Nacional. - Maria Jose Gonzalez Beltran/Long / DPA

Un manifestante ondea la bandera de Colombia en las marchas del Paro Nacional. - Maria Jose Gonzalez Beltran/Long / DPA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ONG Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) de Colombia ha acusado este martes al Ministerio de Defensa de haber elaborado con dinero público un montaje digital durante las protestas del pasado mes de mayo para «crear» la percepción de que las fuerzas públicas y las autoridades estaban siendo atacadas.

El director de la FLIP, Jonathan Bock, ha aseverado que el ministro de Defensa, Diego Molano, no ha dado «explicaciones suficientes» sobre ese «espectáculo» ideado por las autoridades colombianas, con el que hicieron creer que algunas de las cuentas oficiales del Gobierno habían sido víctimas de ataques cibernéticos.

«El ministro de Defensa no ha sido claro en dar las explicaciones suficientes sobre cómo fue que se creó una estrategia para fingir, para simular un ataque cibernético ante la opinión pública», ha dicho Bock para la emisora RCN Radio.

Aquella estrategia, critica Bock, tenía como objetivo hacer creer a la población que la fuerza pública estaba siendo atacada, a pesar de que posteriormente Molano señaló que aquella cuestión tenía un fin «pedagógico» para concienciar sobre los supuestos peligros de estas acciones.

«Esto es mucho más grave», explica Bock, para quien aquella «campaña de ciber patrullaje» acabó derivando «en una política de monitoreo de información de redes sociales que atenta contra la libertad de expresión». Una política «cuestionable» y «éticamente debatible» de la que se necesitan «explicaciones amplias por parte del Ministerio de Defensa», ha incidido.

La semana pasada, la FLIP denunció en un comunicado que el Gobierno había gestado un montaje sobre un supuesto ataque a varias páginas oficiales del Gobierno y sus cuentas de redes sociales durante las protestas del 6 de mayo, cuando «amanecieron vestidas de negro» con un último mensaje en el que se leía, «intento de bloqueo».

Según la FLIP, «nunca» se reveló que «no hubo un ciberataque real» y que todo formaba parte de una «estrategia» de las autoridades «para llamar la atención» de la ciudadanía. «Era una campaña contra las mentiras que se inició con una mentira», para la que se usaron, denuncia la ONG, unos 900 millones de pesos de dinero público (204.000 euros) para pagar a la empresa encargada del proyecto.

El pasado fin de semana el ministro Molano negó en Twitter las revelaciones del informe de la FLIP y zanjó la cuestión afirmando que al «poner en negro las páginas del Ministerio de Defensa» se buscaba hacer partícipe a la opinión pública de una «actividad pedagógica» para «llamar la atención de la comunidad» sobre la difusión de noticias falsas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA