S&P rebaja el rating de Colombia a ‘BB+’ y le quita el grado de inversión

S&P Global Ratings

S&P

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

S&P Global Ratings ha rebajado la calificación crediticia soberana de Colombia desde ‘BBB-‘ hasta ‘BB+’, quitando así el grado de inversión del soberano del país, con perspectiva estable, según ha informado en un comunicado.

La decisión de la firma se ha producido por la reforma tributaria propuesta el pasado mes de abril en el Congreso, la cual desembocó en una oleada de protestas en el país por los incrementos de impuestos recogidos en el papel.

La reforma se propuso en un contexto de mayores presiones sobre el gasto, las cuales han debilitado las posibilidades de que Colombia mejore su posición fiscal, después de un «reciente y marcado deterioro» en las cuentas públicas tras el impacto de la pandemia.

«Dada la alta vulnerabilidad externa del país y el perfil económico moderado, bajo nuestro punto de vista los niveles de deuda de Colombia, que se situarán en torno a un 60% del PIB entre 2021 y 2024, así como los grandes déficits fiscales «no son consistentes con un grado de inversión (‘BBB-‘ o más)», ha explicado la firma.

La reforma fiscal presentada al Congreso en abril buscaba la financiación transitoria y un gasto estructural mayor –principalmente transferencias a los segmentos más vulnerables de la población– al tiempo que se adoptaban medidas para reducir los déficits fiscales. Si bien se esperaba que la propuesta fuera diluida en el Congreso, se podría esperar que se recogieran algunas medidas para obtener algunos ingresos corrientes adicionales y permanentes.

En cambio, se encontró con una marcada oposición política y protestas de algunos segmentos de la población. Estos acontecimientos obligaron al gobierno a retirar la propuesta de reforma fiscal antes del 2 de mayo de 2021 y costaron la dimisión del exministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla.

En este escenario, el Gobierno busca negociar con varios agentes sociales una propuesta fiscal alternativa. «Las perspectivas de reformas estructurales sustanciales son bajas a corto plazo, dadas las protestas en curso y la proximidad de las elecciones nacionales del próximo año», ha advertido la agencia.

Por otra parte, S&P prevé que el PIB colombiano crezca a un ritmo de entre el 3% y el 4% entre 2021 y 2024, lo que debería contribuir a estabilizar los niveles netos a alrededor del 60%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA