Al menos 50 detenidos y 28 heridos en revueltas en conmemoración del aniversario del estallido social en Chile

Carabinero durante las protestas sociales en Chile

Carabinero durante las protestas sociales en Chile

Las autoridades chilenas han informado este martes a última hora sobre la detención de al menos 50 personas y han reportado al menos 28 heridos durante las revueltas que han tenido lugar en distintos puntos del país en conmemoración del tercer aniversario del estallido social que tuvo lugar en Chile en 2019.

De acuerdo con el subsecretario del Ministerio del Interior, Manuel Monsalve, el balance de los incidentes registrados deja al menos 50 detenidos en 18 focos de violencia en los que habrían participado cerca de 700 personas, ha informado ‘Bio Bio Chile’.

«Son cerca de 700 las personas que han salido a la calle no a conmemorar nada, no a luchar por ninguna causa, sino a cometer delitos que nosotros rechazamos», ha remarcado Monsalve durante una rueda de prensa en Casa de la Moneda.

Del total de detenciones, 30 han tenido lugar en la Región Metropolitana de Santiago, el resto se ha producido en diferentes regiones. Además, hay 15 civiles heridos, 14 a partir de la explosión de una bomba de ruido en un instituto, y otro en el ataque incendiario en una calle céntrica de Santiago.

Asimismo, 13 miembros de los Carabineros han resultado heridos durante las revueltas, según ha detallado Monsalve y ha recogido el citado diario.

El subsecretario de Interior ha anunciado que presentará querellas por los hechos registrados este martes, y ha mostrado su total apoyo a los miembros de las fuerzas de seguridad.

«Carabineros tiene nuestro total respaldo para no solo prevenir, sino para detener a las personas que están cometiendo delitos que son completamente inaceptables», ha consignado.

Los primeros disturbios de la jornada del martes han provocado el cierre del metro en la capital ante un aniversario que tiene movilizados a cerca de 25.000 agentes por distintos puntos del país, mientras que solo 5.000 se han desplegado en Santiago, con especial énfasis en La Moneda y en la plaza Baquedano.

Ante la posibilidad de hechos violentos, el presidente del país, Gabriel Boric, ha asegurado que durante las marchas del estallido social en 2019 «hubo muertos, hubo abusos sexuales, hubo mutilaciones oculares». «Debemos asumir que el control policial de esos meses sobrepasó los límites de lo aceptable», ha lamentado.

La fecha de este martes está marcada por las recientes agresiones sufridas por varios policías, entre ellas la del sargento Carlos Retamal Jaque, muerto la semana pasada durante un operativo, así como por las últimas advertencias de varios miembros del Gobierno, entre ellos Boric, de que perseguirán sin descanso los comportamientos violentos y el crimen.

Este tercer aniversario es el primero desde que Boric está en La Moneda y la oposición ya se ha encargado de recordar el pasado de algunas de las nuevas autoridades, a las que ha acusado de no haber condenado en su momento aquellas protestas que derivaron en disturbios y enfrentamientos con los policías.

Las movilizaciones por el aniversario del año pasado se saldaron con al menos dos muertos y unos 450 detenidos, además de que se registraran saqueos y diversos hechos violentos después de que la marcha se hubiera desarrollado en gran parte de forma pacífica.

El 18 de octubre de 2019, el pueblo de Chile salió masivamente a las calles para protestar por el alza del precio del transporte público, iniciando movilizaciones que se mantuvieron constantes durante varios meses y que canalizaron el descontento de la sociedad por la apabullante desigualdad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA