La contracción en Brasil será menos intensa de lo esperado

Río de Janeiro

La pandemia global ha puesto fin a la senda de modesto repunte económico que se registraba en Brasil desde 2017, tras una recesión larga y profunda. La propagación del coronavirus y las medidas para contenerlo tuvieron un gran impacto en la demanda interna en el primer semestre de 2020, generando una fuerte contracción del sector de servicios, que representa alrededor del 63% del PIB. Sin embargo, en comparación con sus homólogos de la región, unos confinamientos menos estrictos y un mayor estímulo fiscal han dado lugar a menores pérdidas de producción. La contracción económica en Brasil será menos significativa de lo esperado: de acuerdo con la revisión de nuestras previsiones, el PIB caerá en 2020 un 4,6%, lo que supone una mejora de 1,6 puntos frente a la estimación de agosto.

Leer más