Una provincia argentina deroga la ley de megaminería rechazada por la población

Excavadora en una mina

Excavadora en una mina

La Legislatura de la provincia argentina de Chubut (sur) derogó este martes por unanimidad la ley de megaminería que sancionó la semana pasada, tras las protestas de los últimos días que rechazaron esta normativa por permitir la explotación metalífera con químicos en una jurisdicción que prohíbe el uso de cianuro.

«¡Felicitaciones al pueblo de Chubut! La Legislatura provincial acaba de derogar la ley de zonificación que habilitaba la megaminería en la meseta», destacó la organiación ambientalista Greenpeace en redes sociales.

La decisión de derogar la denominada Ley de Zonificación fue anunciada en la víspera por el gobernador del distrito, Mariano Arcioni, que se comprometió a convocar un plebiscito «a nivel provincial para escuchar a todas las voces del pueblo».

Por 14 votos a favor y 11 en contra, el Poder Legislativo de Chubut había sancionado el pasado miércoles por sorpresa esta normativa que autorizaba la minería metalífera química de plata, cobre y plomo, sin el uso de cianuro, en dos departamentos situados en la meseta central del distrito, Telsen y Gastre.

Miles de personas se movilizaron ese día en Rawson, la capital provincial, para oponerse a la sanción, cuando se registraron los primeros incidentes que terminaron con 30 heridos y siete detenidos.

El conflicto se recrudeció el jueves por la tarde, cuando el gobernador promulgó la ley y algunos manifestantes lograron entrar a la Casa de Gobierno de Chubut e incendiaron el edificio.

También fueron atacados otros edificios públicos, como la Fiscalía de Rawson, la capital provincial, y oficinas del Superior Tribunal de Justicia.

Las marchas, convocadas por entidades ambientalistas, movimientos sociales y agrupaciones de izquierda, se trasladaron a otros lugares de la provincia patagónica, como Comodoro Rivadavia, Rawson, Trelew y Puerto Madryn.

Chubut prohíbe desde 2003 la megaminería y el empleo de cianuro, pero la ley abría la puerta para que se utilizara otro químico aún más peligroso, el xantato.

Las organizaciones ambientales atribuyeron la sanción de la ley, que se hizo cuando estaba por perder estado parlamentario, al interés de la empresa candiense Pan American Silver de explotar el llamado proyecto Navidad, en el centro-norte de Chubut, el cual adquirió en 2010.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA