Un director del Banco Nación de Argentina propone crear una moneda que no se cambie al dólar

Banco Nación de Argentina
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El economista Claudio Lozano, uno de los directores del Banco Nación de Argentina, sugirió crear una moneda que no pueda convertirse al dólar.

La propuesta consiste en crear «una moneda que tenga todas las funciones, excepto que no se pueda cambiar por dólar», según refirió en una entrevista al canal C5N.

La iniciativa, que fue difundida por los medios locales, plantea la creación de «una moneda no convertible a moneda dura para financiar la política social y la recuperación de la capacidad de consumo de la población», de acuerdo al planteamiento que realizó el dirigente del partido de izquierda Unidad Popular.

El candidato a diputado por el oficialismo en la ciudad de Buenos Aires señaló que en todo caso, es necesario «discutir el tema de las regulaciones cambiarias más en serio», después de que la coalición gobernante fuera derrotada en las elecciones primarias del domingo.

«No puede ser solamente una alquimia financiera de compra-venta de bonos, donde yo además gasto reservas; habría que pensar también en estrategias nuevas», sostuvo.

Al hacer su propuesta, Lozano advirtió que no sugiere el regreso de las cuasimoneda, como experimentó el país durante la crisis de 2001 con los bonos llamados patacones, sino un billete emitido por el Banco Central que conviva con la actual moneda local, los pesos.

El precandidato a legislador en la ciudad de Buenos Aires dentro de Frente de Izquierda de Trabajadores (FIT), Gabriel Solano, rechazó la idea del director de Banco Nación.

«Es muy peligrosa su propuesta de emitir una moneda no convertible para financiar el gasto social», advirtió al considerar que conlleva a una devaluación encubierta.

En 2001, cuando la crisis del endeudamiento argentino se hizo insostenible y la ley de convertibilidad restringía el dinero circulante, los Gobiernos de varias provincias emitieron bonos sin respaldo que oficiaran como medio de cambio.

La primera fue la provincia de Buenos Aires (este), que en julio de 2001 no tenía efectivo para pagar los sueldos de los empleados públicos y así creó el patacón.

Les seguirían otras 11 cuasimonedas que circularon durante años dentro del país.

Después del cese de pagos y del abandono de la convertibilidad, se fueron retirando las cuasimonedas con emisión monetaria a cargo del Banco Central.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA