El desempleo en Argentina baja al 9,6% en el segundo trimestre

Un grupo de personas hace cola en la estación de tren de Retiro, en Buenos Aires, a la espera de someterse a la prueba de Covid-19

Un grupo de personas hace cola en la estación de tren de Retiro, en Buenos Aires

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La desocupación en Argentina descendió al 9,6 por ciento entre abril y junio de este año, 0,6 puntos porcentuales menos que en el primer trimestre, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

«La tasa de desocupación –personas que no tienen ocupación, están disponibles para trabajar y buscan empleo activamente– se ubicó en 9,6 por ciento», señala el informe del organismo.

Este indicador se contrajo 1,4 puntos porcentuales respecto al mismo período de 2020.

La tasa de empleo, que mide la proporción de personas ocupadas en relación a toda la población, bajó 0,1 punto porcentual y llegó al 41,5 por ciento en el segundo trimestre, pero aumentó 8,1 puntos porcentuales en la comparación interanual.

Uno de los rasgos del mercado laboral argentino lo representa la subocupación, en la que incurre aquella persona que trabaja menos de 35 horas semanales pero que está dispuesta a hacerlo más horas.

La tasa de subocupación alcanzó al 12,4 por ciento de la población económicamente activa (PEA), diferenciando entre los que demandan un empleo (8,5 por ciento) y los que no (3,9 por ciento).

Uno de cada cuatro argentinos que trabaja busca activamente otro empleo o está dispuesto a extender su jornada laboral.

La tasa de desocupación, por otro lado, afecta más a mujeres (10,4 por ciento) que a hombres (9 por ciento).

Dentro de la población ocupada, el 72,6 por ciento son asalariados, otro 23,2 por ciento son trabajadores por cuenta propia, el 3,7 por ciento son patrones, y 0,5 por ciento son empleados familiares sin remuneración.

El 50,9 por ciento de quienes tienen trabajo pertenece a alguna de estas cuatro ramas: comercio (que emplea al 17,7 por ciento de los ocupados), industria manufacturera (10,9 por ciento), servicios financieros, del alquiler o empresariales (10,9 por ciento), y la administración pública, defensa y seguridad social (10 por ciento).

Debido a la crisis económica que atraviesa el país, empeorada por la pandemia del coronavirus, el Gobierno de Alberto Fernández prorrogó hasta el 31 de diciembre una ley que prohíbe los despidos y que está vigente desde el inicio de la emergencia sanitaria, en marzo de 2020.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA