americaeconomica.com

Dilma Rousseff consigue ‘despedir’ al presidente de Vale

miércoles 30 de marzo de 2011, 01:00h
Roger Agnelli ha dejado su cargo como presidente ejecutivo de la minera brasileña Vale, tras 10 años en el cargo. Después de varias semanas de presiones, la presidenta Dilma Rousseff ha conseguido acelerar la salida del directivo, que será sustituido por un ejecutivo de la propia compañía, antes de que se celebre la junta de accionistas.
Roger Agnelli ha dejado su cargo como presidente ejecutivo de la minera brasileña Vale, tras 10 años en el cargo. Después de varias semanas de presiones, la presidenta Dilma Rousseff ha conseguido acelerar la salida del directivo, que será sustituido por un ejecutivo de la propia compañía antes de que se celebre la junta de accionistas.



Todavía no se conoce el nombre del sustituto. Según recoge la prensa brasileña, los accionistas están cerca de llegar a un acuerdo y el próximo presidente de la minera podría ser uno de los ejecutivos de la compañía.



El temor a que Bradesco, principal accionista privado de la minera, se opusiera al reemplazo Roger Agnelli, provocó que el Gobierno brasileño acelerara sus planes. A pesar de que la reunión de los accionistas de Vale se celebrará a mediados de abril, la presidenta Dilma Rousseff esperaba que la salida de Agnelli se diera antes del 9 de abril, fecha en la que la mandataria viajará a China.



La mandataria pretendía, como finalmente ha hecho, resolver el asunto de la sucesión de Agnelli antes de su viaje a China, principal socio comercial de Brasil y mayor importador mundial de hierro.



Tras años de acusaciones contra el ejecutivo por no contribuir, según las necesidades del Gobierno, al desarrollo económico del país, Dilma Rousseff ha conseguido su objetivo de mantener “bajo control” la dirección de Vale. Algo de especial relevancia, teniendo en cuenta que la minera brasileña, la mayor exportadora de hierro del mundo, fija el precio de este mineral en el mercado mundial.



Aunque el Gobierno no ha podido despedir directamente al presidente ejecutivo de Vale, la presión que ha ejercido durante estas últimas semanas ha permitido la salida de Agnelli, después de 10 años en el cargo. El Estado posee una mayoría, un 61,51%, del accionista de Vale, Valepar. Sin embargo, para intervenir en el cambio del presidente, para lo que es necesario un 75% de los votos, la compañía a buscado el apoyo de Bradespar, división de inversiones del Banco Bradesco, que, según recoge la prensa local, ha terminado por aceptar la decisión tomada por otros accionistas de la empresa.

.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.