americaeconomica.com

Petroleras de EEUU y Francia reclaman 400 millones de dólares a Ecuador

martes 01 de marzo de 2011, 01:00h
La petrolera franco-británica Perenco y su socia estadounidense Burlington reclaman 400 millones de dólares (290 millones de euros) a Ecuador, después de que éste declarara la caducidad de sus contratos petroleros. El hecho ha sido reconocido por el ministro ecuatoriano de Recursos No Renovables, Wilson Pastor, que informó de que a principios de marzo tendrá lugar una audiencia en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en Washington, para fijar la jurisdicción del tribunal respecto a esa demanda.
La petrolera franco-británica Perenco y su socia estadounidense Burlington reclaman 400 millones de dólares (290 millones de euros) a Ecuador, después de que éste declarara la caducidad de sus contratos petroleros. El hecho ha sido reconocido por el ministro ecuatoriano de Recursos No Renovables, Wilson Pastor, que informó de que a principios de marzo tendrá lugar una audiencia en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en Washington, para fijar la jurisdicción del tribunal respecto a esa demanda.



Las dos empresas petroleras formaban un consorcio que operaba los bloques petroleros 7 y 21, y el campo unificado Coca Payamino, cuyo contrato canceló en julio del año pasado el Estado ecuatoriano, supuestamente por haber suspendido sus operaciones durante 30 días sin causa justificada.



Perenco anunció en 2009 que detenía sus actividades en protesta a la aplicación de una ley que establece el pago al Estado de un porcentaje de las ganancias extraordinarias generadas por el aumento del precio del petróleo.



El 22 de julio de 2010, Ecuador declaró la caducidad de los contratos que permitían a Perenco y Burlington extraer conjuntamente unos 21.365 barriles diarios de crudo, como lo hacía con la estadounidense Oxy en 2006.



A partir de entonces, la estatal Petroecuador asumió las actividades del consorcio y continuó embargando su producción por una deuda impositiva de unos 327 millones de dólares (237 millones de euros).



Posteriormente a la disputa con ese consorcio, el Gobierno ha renegociado todos los contratos con la petroleras privadas, algunas de las cuales decidieron abandonar el país.

La más importante de ese grupo es la brasileña Petrobras, con la que Ecuador negocia actualmente una indemnización de 160 millones de dólares (116 millones de euros) por inversiones no amortizadas, señaló Pastor.



El ministro también ha señalado que Ecuador negocia concesiones mineras con las empresas Ecuacorrientes, para la explotación de cobre, y Aurelian y Río Blanco, para yacimientos de oro.



Las tres empresas invertirán en conjunto 1.300 millones de dólares (943 millones de euros) en los proyectos, indicó Pastor, quien dijo que el Gobierno espera cerrar dos de los contratos en abril y el tercero en junio.



Para el año que viene prevé firmar acuerdos con otras dos compañías, que no nombró, con lo que la inversión total de esas cinco empresas será de 7.000 millones de dólares (5.077 millones de euros) en los próximos cinco años, afirmó el ministro.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios