americaeconomica.com

Fuga de cerebros

viernes 17 de diciembre de 2010, 01:00h
Alrededor de 1.200 jóvenes de entre 25 y 35 años emigran cada mes desde España a Argentina en busca de trabajo. Atraídos por la identidad idiomática y cultural, y sobre todo por el crecimiento económico del país austral, unos 33.543 españoles llegaron a la región en busca de la prosperidad desde el estallido de la crisis financiera internacional, en 2008, según un estudio realizado por la consultora laboral Adecco.
Alrededor de 1.200 jóvenes de entre 25 y 35 años emigran cada mes desde Españaa a Argentina en busca de trabajo. Atraídos por la identidad idiomática y cultural, y sobre todo por el crecimiento económico del país austral, unos 33.543 españoles llegaron a la región en busca de la prosperidad desde el estallido de la crisis financiera internacional, en 2008, según un estudio realizado por la consultora laboral Adecco.



Son muchos los españoles que han visto en América Latina la oportunidad laboral que no les brinda su país de origen. Y es que no sólo las personas han optado por marcharse fuera de España para probar suerte en la región latinoamericana, las empresas españolas también han desembarcado en el subcontinente con la intención de ampliar sus ganancias.



La dictadura argentina (1976-1983) y la crisis de 2001-2002 forzaron la marcha a España de miles de argentinos. Pero ahora la historia vuelve a dar un vuelco, y hoy son los españoles los que aspiran a que Argentina sea el lugar donde poder construir un proyecto de futuro.



Después de la crisis de Argentina de 2001, el país salió adelante y, hoy en día, hay más trabajo que en España. Esta es la razón principal por la que jóvenes intentan labrarse un futuro mejor en la región latinoamericana. Según las informaciones de los observadores recogidas por AméricaEconómica.com, diplomados y licenciados españoles encuentran trabajo relacionado con sus estudios en Argentina. En cambio, en Espeña, hoy por hoy, la gran mayoría de ellos tienen que conformarse con trabajar en tiendas y negocios de hostelería.



La educación, la comunicación y la ingeniería son las áreas de empleo más demandas por Argentina y las que más ‘personal’ reciben del exterior.



Desde que la crisis económica estalló en el país ibérico, Argentina se ha convertido en el destino elegido al que emigrar. Ya lo fue entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, más de dos millones de españoles emigraron a este país huyendo de la pobreza y de la miseria. En la actualidad, la historia se repite. Según Marta López-Tappero, del departamento de Movilidad Internacional de Adecco, en América Latina hay un gran número de demandantes de empleo. Los jóvenes están más abiertos a irse más lejos de su país y a vivir en otra cultura.



Los datos perfilan a un joven de entre 25 y 35 años sin responsabilidades familiares y con formación cualificada, lo que alimenta la tesis de la ‘fuga de cerebros’, según Eloy Capellán, director del departamento de Movilidad Internacional de Adecco España.



Se trata de jóvenes altamente preparados, pero sin trabajo. Representan el segmento más golpeado por las crisis económica europea, que jaquea a España desde 2008. Ante un futuro laboral incierto, más de 110 mil de ellos decidieron partir para buscar en otros lugares la prosperidad que el presente no les brinda. La mayoría eligió como destino países desarrollados, 33.543 personas emigraron a Argentina para estudiar o trabajar.



Expertos consultados por AméricaEconómica.com, han señalado que en Argentina los sueldos son más bajos que en España, pero la comida y los alquileres son mucho más baratos, rondan los 60 dólares al mes (45 euros), por lo que compensa irse a vivir allí. No obstante, también han destacado que lo mejor que puede hacer un español es ir a Argentina con empresa española y sueldo español.



Brasil y Argentina son los destinos elegidos por los españoles para irse a trabajar. No obstante, gana la región argentina por cuestión de cercanía lingüística, por sus hábitos parecidos a los europeos, y porque es una nación que ha remontado mucho en los últimos años. Y es que la actividad económica del país ha registrado un crecimiento del 9,7% en lo que va de año. El primer cuatrimestre de 2010 lo cerró con una expansión del Producto Bruto Interno (PIB) del 7,5%.



Que Argentina sea la alternativa más común de este éxodo implacable de jóvenes, en constante aumento, se explica también por los miles de ciudadanos argentinos con nacionalidad española que vivían en España y ahora prefieren volver a su país. En la actualidad, los argentinos con certificado de registro o con tarjeta de residencia en España son sólo 89.200, según datos de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración española.



Muy superior es el número de españoles que viven en Argentina. De los casi 1.400.000 residentes que hay en el extranjero, el 22% (305.746 personas) ha decidido emigrar a este país latinoamericano. Muy por detrás se encuentran otros países de gran tradición migratoria española. En este grupo se encuentran Francia (acoge al 11,81% de los españoles que viven en el extranjero, con un total de 164.181 personas), Venezuela (9,99%; 138.890 personas) o Alemania (6,14%; 85.284 personas), según el Ministerio de Trabajo e Inmigración de España.



Este éxodo no es igual en todas las comunidades autónomas. Uno de cada cuatro españoles que decide buscar suerte en otro país es gallego. Distribuidos por el mundo también hay un gran número de madrileños y catalanes que han descartado España como lugar de permanencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios