americaeconomica.com

Preguntas sin respuesta

viernes 01 de octubre de 2010, 01:00h
Ecuador, que a esta hora ha regresado a la normalidad, sufrió ayer una sublevación de los cuerpos policiales, y parte de los militares, en la que el propio presidente Rafael Correa se vio involucrado. El cúmulo de informaciones y desmentidos han dejado un poso de preguntas de difícil respuesta. Mientras que tanto Correa como los miembros del ALBA aseguran que lo sucedido ayer fue un Golpe de Estado, los miembros de la oposición política, así como varios informadores ecuatorianos de primer orden consultados por Americaeconomica.com, valoran lo sucedido como algo fortuito.
Ecuador, que a esta hora ha regresado a la normalidad, sufrió ayer una sublevación de los cuerpos policiales, y parte de los militares, en la que el propio presidente Rafael Correa se vio involucrado. El cúmulo de informaciones y desmentidos han dejado un poso de preguntas de difícil respuesta. Mientras que tanto Correa como los miembros del ALBA aseguran que lo sucedido ayer fue un Golpe de Estado, los miembros de la oposición política, así como varios informadores ecuatorianos de primer orden consultados por Americaeconomica.com, valoran lo sucedido como algo fortuito.



A última hora de la tarde de ayer, de mañana en Ecuador, el presidente ecuatoriano Rafael Correa fue agredido por los miembros del cuerpo policial al que estaba visitando en el cuartel 1 de Quito. Como consecuencia del lanzamiento de bombas de gas y varias piedras por parte de la policía, Correa tenía que ser hospitalizado. En el exterior del hospital, los propios policías impedían la salida del presidente ecuatoriano del edificio, mientras que en el ayuntamiento de Quito los seguidores de Correa se reunían para acudir al rescate del presidente. Correa denunciaba ser víctima de un Golpe de Estado de manos de la derecha.



Las reacciones en el interior del país y en el ámbito internacional se sucedieron de inmediato. Los Gobiernos de Argentina, Brasil, España y, ante todo, EEUU entre otros, se pronunciaron en contra de la sublevación y aseguraron que únicamente reconocerían la legitimidad del Gobierno elegido en las urnas. Por su parte, los miembros del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América), reaccionaban acusando a EEUU del Golpe de Estado.



Mientras que el presidente Rafael Correa se esfuerza por hacer ver a la opinión pública la existencia de un Golpe en su contra, la prensa mayoritaria en el país rechaza tal posibilidad. En declaraciones a Americaeconomica.com, el director general del Diario Extra (el de mayor tirada en Ecuador), Henry Holguín, considera que los hechos anteriormente descritos sucedieron de manera fortuita. “De haber sido un Golpe de Estado, tanto la policía como lo militares tuvieron posibilidades para matar o secuestrar al presidente. Eso no ocurrió”, asegura.



El periodista de origen colombiano considera que no existieron motivaciones suplementarias en las filas policiales. La protesta, que se fue extendiendo por el país de manera espontánea según Holguín, respondía a la reivindicación de los agentes en contra de una ley que les perjudica económicamente. “Policías 0 – Correa 1”, ironiza al considerar que el presidente manejó la situación creada en su favor.



Sin embargo, los medios internacionales se han hecho eco de una noticia procedente de Cuba. Dicha noticia retoma un informe difundido en 2008 según el cual la policía ecuatoriana estaría supeditada a EEUU. El informe precisaba que unidades de la Policía "mantienen una dependencia económica informal con Estados Unidos, para el pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones". El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, reveló cómo diplomáticos norteamericanos se dedicaban a corromper a la policía y también a oficiales de las Fuerzas Armadas. Según el redactor de la noticias, replicada por medios de todo el mundo, esta sería la prueba de los vínculos de EEUU con el Golpe de Estado.



Lo único cierto es que el presidente ecuatoriano ha salido fortalecido entre sus seguidores gracias al supuesto Golpe de Estado. Pese a no necesitar unas nuevas elecciones, maneja el Parlamento con mayoría absoluta y restan 2 años para las elecciones, propuso desde su encierro en el hospital un adelanto de las mismas. Lucio Gutiérrez, su máximo contrincante y a quien Correa ha achacado el Golpe de Estado, se mostró favorable al adelanto. Por el contrario, hoy la propuesta parece haberse enfriado y nadie apuesta ya por su puesta en marcha.



A esta hora se desconoce aun el número exacto de víctimas entre los policías sublevados. Sin embargo, se sabe que 4 personas fallecieron en Guayaquil, 57 personas han resultado heridas en Quito y hay al menos 72 detenidos. Según la Cámara de Comercio, las pérdidas por los saqueos ascenderían a 174 millones de dólares (128 millones de euros). La reacción tardía del ejército, rehusando actuar contra los policías sublevados y no tomando las calles como solicitó el Gobierno, facilitó el alto nivel de saqueos y robos.



En este contexto y en medio de la guerra de devaluación de divisas que ocupa a los bancos centrales mundiales, los analistas ecuatorianos se preocupan por una posible apreciación de la divisa china. Según comentó Patricio Durán, experto en divisas de la firma ecuatoriana Fiduvalor, a Americaeconomica.com, “la apreciación del yuan afectará a las exportaciones chinas”. El analista ve el movimiento del yuan como segura en un futuro próximo.



Si bien las medidas tomadas en los últimos tiempos por la Reserva Federal estadounidense no afectan a Ecuador, ya que su divisa es el dólar, sí disminuyen las posibilidades de exportación del país el hecho de que el euro se revalorice.



China se ha convertido en el principal socio de Ecuador. Según analistas ecuatorianos, el país ha dado un giro desde la anterior dependencia hacia EEUU. El latinoamericano y el asiático han firmado tres contratos de crédito de gran trascendencia para Ecuador. Por eso, cuando el yuan se aprecie, las exportaciones chinas serán más caras, y los proyectos tendrán un incremento en el precio.



Patricio Duran, analista de Fiduvalor, ha declarado a Americaeconomica.com que teme lo que pueda ocurrir. Henry Holguín considera que el hecho de que se haya señalado a Lucio Gutiérrez como culpable del Golpe no es banal. “Podría venirse una persecución del partido de la oposición. Durán, por su parte, asegura que hoy parece domingo en Ecuador. “Hay demasiada calma”, asegura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.