americaeconomica.com

Nuevos ‘amigos’

viernes 01 de octubre de 2010, 01:00h
El director general de la petrolera estatal mexicana Pemex, Juan José Suárez Coppel, ha encontrado el apoyo de los empresarios de la construcción para pedir a la Secretaría de Hacienda que se le aplique un régimen fiscal más competitivo a la compañía, para que así la firma pueda deducir sus costos y hacer más transparentes los subsidios al Gas.
El director general de la petrolera estatal mexicana Pemex, Juan José Suárez Coppel, ha encontrado el apoyo de los empresarios de la construcción para pedir a la Secretaría de Hacienda que se le aplique un régimen fiscal más competitivo a la compañía, para que así la firma pueda deducir sus costos y hacer más transparentes los subsidios al Gas.



El alto directivo cree que de este modo la petrolera podría ahorrar 220.000 millones de pesos (12.854 millones de euros) al año. Estos ahorros equivaldrían al 1,5% del gasto operativo anual de la compañía.



En declaraciones recogidas por la prensa local, Suárez, ha explicado que si se suma la parte que desde la estatal no se puede deducir del actual régimen fiscal, los subsidios para el gas licuado, que son de unos 9.420 millones de pesos (550 millones de euros) anuales, y los costos en logística que provocan las numerosas pérdidas de refinación, sería posible obtener unos ingresos de 1,3 o 1,5 veces los gastos de operación de la empresa, que este año se acercan a los 140.000 millones de pesos (8.180 millones de euros).



Con la anterior idea coincide el representante nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), José Eduardo Correa Abreu, quien cree que la empresa estatal debe ser una de las bases del desarrollo de México.



Es por esta razón por la que no se debe solicitar a Pemex que de cada 10 pesos (0,58 euros) de ganancia 6 (0,35 euros) sean utilizados para otro tipo de gastos. Para el representante de la patronal de la construcción la petrolera se debería convertir en una empresa autónoma que funcione de forma independiente.



Portavoces de la compañía han explicado al diario La Jornada que en la actualidad un 40% del presupuesto del gobierno federal depende de los ingresos petroleros. De este modo la compañía paga en impuestos, derechos y aprovechamientos un 60% de todos sus ingresos.



Para hacerse una idea, durante los primeros ocho meses del año, Pemex, ha pagado 515.285 millones de pesos (30.107 millones de euros) en impuestos, cifra que en 2009 se situó en los 599.519 millones de pesos (35.029 millones de euros).



El director general de la petrolera comunicó a los medios asistentes a su conferencia en la reunión Nacional de Infraestructura Petrolera que exigió a la Secretaría de Hacienda dejar de tasar al gas como si se tratase de petróleo. Si en Pemex se pudiera contar con los recursos necesarios la compañía podría explorar gas en el Pacifico, una zona muy rica en este producto energético, señala Suárez Coppel.



La compañía tiene previsto incrementar en los próximos años su producción y llegar a restablecer el 100% de las reservas de petróleo en 2012. A esto hay que unir la reducción de la quema de gas, desarrollar campos maduros y hacer que sean rentables las empresas subsidiarias Pemex Refinación y Pemex Petroquímica en 2012.



Por otro lado la directiva de la compañía tiene pensado triplicar su producción en la zona norte de México para el año 2018. Así lo declaró Fabio Barbosa, investigador del sector petrolero de la Universidad de México. La reactivación exitosa de los campos maduros de la región norte ya se aprecia en pequeños incrementos de la producción, según ha afirmado el investigador.



Pemex produce en la región norte unos 100.000 barriles de petróleo por día (b/d). La petrolera posee 202 campos maduros en México, que representan el 29% de las reservas totales, según apunta el director general de la petrolera, Juan José Suárez.



Según Barbosa, la cantidad de campos con los que trabajar es tan grande que la petrolera no podría da abasto. Solo en la región norte, se estima que hay 6.000 pozos, de los cuales por lo menos 1.000 podrían rehabilitarse. La región produjo 99.524 b/d durante el primer semestre del año, superando la cifra de 93.606 b/d registrados en el mismo período de tiempo del año 2009.



Si finalmente acceden desde la secretaría de Hacienda de México a escuchar las peticiones de Suárez Coppel, la compañía tendría más facilidades para poder trabajar en esos campos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios