americaeconomica.com

Los mercados latinoamericanos ignoran, por el momento, la crisis en Ecuador

jueves 30 de septiembre de 2010, 01:00h
Las principales bolsas latinoamericanas dieron la espalda el jueves a la crisis política ecuatoriana, provocada por una revuelta de la policía en protesta por una nueva Ley que aplicará significativos recortes en sus retribuciones. Los rebeldes han conseguido herir al presidente de Ecuador, Rafael Correa, cuyo Gobierno aseguraba, al cierre de esta edición, que tenía la situación controlada.
Las principales bolsas latinoamericanas dieron la espalda el jueves a la crisis política ecuatoriana, provocada por una revuelta de la policía en protesta por una nueva Ley que aplicará significativos recortes en sus retribuciones. Los rebeldes han conseguido herir al presidente de Ecuador, Rafael Correa, cuyo Gobierno aseguraba, al cierre de esta edición, que tenía la situación controlada.



Los grandes mercados regionales, sin embargo, no reflejaban inquietud alguna por los problemas de un país cuya economía es la séptima mayor del subcontinente. De hecho cerraron al alza y mantuvieron la tónica general positiva que ha dominado a la renta variable regional durante septiembre, ajenas también a los leves retrocesos de los índices estadounidenses.



El apoyo de los principales jefes de las Fuerzas Armadas al poder constitucional ha contribuido a tranquilizar a la comunidad internacional, aunque antes de este pronunciamiento la Organización de Estados Americanos (OEA) había convocado una reunión de urgencia, ante las noticias que informaban sobre la extensión del caos en el territorio.



Correa, ha asegurado que la rebelión protagonizada por la policía del país, y en el que ha sufrido lesiones que lo mantienen hospitalizado, es un intento de golpe de estado orquestado por la oposición. Pese a que fuentes financieras consultadas por Americaeconomica.com opinan que la situación se magnifica en el exterior, el mandatario se plantea disolver las Cortes y convocar elecciones anticipadas. El déficit fiscal y las medidas de recorte del gasto aplicadas por el Gobierno, podrían haber motivado la situación.



El fuerte déficit fiscal de Ecuador, que alcanza los 2.700 millones de dólares (1.983 millones de euros), ha obligado al Gobierno ecuatoriano a implementar medidas de recorte del gasto publico. Los analistas internacionales especulan con que China podría acudir en rescate de la economía ecuatoriana. Mientras ese dinero llega, el Gobierno de Rafael Correa ha promulgado una ley que, según la policía y la Marina ecuatoriana, recortaría a sus ingresos, motivo que parece estar en el origen de los altercados.



Rafael Correa se encuentra en estos momentos en un hospital de la policía en Quito en el que esta siendo atendido de las heridas producidas por un grupo los policías del cuartel que estaba visitando. En el exterior, los mismos policías mantienen un bloqueo de las instalaciones que impiden salir del mismo al presidente. Correa ha asegurado que un grupo de policías ha intentado entrar en su habitación y dice sentirse “casi secuestrado”. Miembros del Gobierno alientan a esta hora a los seguidores de Correa reunidos en el ayuntamiento de Quito a acudir al hospital en el que se encuentra Correa.



Las manifestaciones de policías, que han producido altercados y lesiones en al menos dos policías, se han repetido a la misma hora en varios puntos del país. En Guayaquil, las fuerzas de seguridad han interrumpido su trabajo facilitando de esta manera asaltos en bancos y comercios. En Santo Domingo de los Tsáchilas, se producen manifestaciones contra Correa con insignias de "Correa te jodiste con los policías te metiste". Al mismo tiempo, un grupo de 150 policías bloqueaban el aeropuerto de Quito no dejando operar a las líneas aéreas. Escenas similares se registran en otros puntos del país, donde los policías protestan contra un cambio legislativo que les perjudicaría, según aseguran, económicamente.



A esta hora los bancos del país han cerrado ante la falta de protección. El diputado Gabriel Rivera, del partido en el Gobierno, ha asegurado que estos hechos son una clara muestra de desestabilización a cargo de la derecha ecuatoriana. Culpa directamente al partido Sociedad Patriótica, del ex presidente Lucio Gutiérrez. Defendió así mismo que el Gobierno no contempla de ningún modo una bajada del salario de los policías. Por su parte, las Fuerzas Armadas han reiterado su apoyo al presidente Rafael Correa, pese a que la Marina ha participado en algunos altercados.



Al cierre de esta edición, informaciones publicadas en Twitter aseguran que se ha declarado el estado de excepción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios