americaeconomica.com

Expresidentes latinoamericanos afirman que esta crisis requerirá medidas fiscales "mucho mayores" que en 2008

Expresidentes latinoamericanos afirman que esta crisis requerirá medidas fiscales 'mucho mayores' que en 2008
Ampliar

En esta línea, el documento subraya que el FMI tiene un papel "esencial" que desempeñar.

jueves 16 de abril de 2020, 16:06h

Varios expresidentes y exministros de América Latina han considerado, a través de una carta abierta, que la crisis derivada del coronavirus Covid-19 planteará unas necesidades y requerirá medidas fiscales "mucho mayores que durante la crisis financiera de 2008-2009".

La carta destaca que el estímulo fiscal será un factor "crucial" en la fase de recuperación, siendo los gobiernos los que deberán impulsar el empleo y la actividad económica "sin exacerbar los riesgos sanitario".

En esta línea, el documento subraya que el FMI tiene un papel "esencial" que desempeñar, tanto para abordar las necesidades fiscales y cambiarias de los países en el corto plazo como para seguir apoyando las economías del futuro, a través de una crisis que plantea unas necesidades fiscales.

"Los líderes latinoamericanos deben hacer un llamado enérgico a la cooperación internacional para enfrentar la crisis, condenando los controles a la exportación de suministros médicos y demás recursos críticos, y exigiendo un incremento de fondos para la Organización Mundial de la Salud, contrario a la temeraria decisión del gobierno de Estados Unidos", detalla la misiva.

El texto está firmado por importantes personalidades de la región, como es el expresidente de Brasil Fernando Henrique Cardos; el expresidente de Chile Ricardo Lagos; el expresidente de Colombia Juan Manuel Santos o el expresidente de México Ernesto Zedillo Ponce de León, entre otros.

AYUDAS A EMPRESAS

La carta apunta, a su vez, que para preservar los empleos y los ingresos de los trabajadores es "esencial" ayudar a las empresas, acompañándolas durante el período de distanciamiento social, y estimulándolas en la recuperación posterior.

En esta línea, los subsidios para el pago de salarios, condicionados al mantenimiento de la nómina, protegen tanto a empresas como a trabajadores y son "cruciales" para una rápida mejora de la economía. Por el contrario, el texto asegura que, si no se evitan las quiebras generalizadas, la próxima víctima de la crisis sería el sistema bancario, con lo que el sistema de pagos y la economía en su conjunto correrían el riesgo de colapsar.

"Muchas empresas, particularmente las pequeñas y medianas, sufrirán importantes pérdidas de ingresos mientras dure la crisis. Sin apoyo, la falta de liquidez se convertirá en un problema de solvencia, y los aplazamientos de impuestos, la refinanciación de préstamos y los créditos subsidiados no serán suficientes", destaca.

RESPUESTA DESCOORDINADA

Los líderes han puesto el foco en la actual situación derivada del coronoavirus Covid-19, la cual califican como una "conmoción inédita, de duración incierta y consecuencias catastróficas que, sino es abordada adecuadamente, podría convertirse en uno de los episodios más trágicos de la historia de América Latina y el Caribe".

En la carta critican que, aunque la crisis requiera una acción "rápida y decisiva" por parte de los gobiernos, las respuestas políticas de la región han sido desiguales, reaccionado de manera rápida en algunos casos y minimizando los riesgos de la pandemia en otros e informando mal a los ciudadanos.

"En lugar de movilizar todas las capacidades a su disposición, algunos líderes han apostado por una política populista y divisiva en medio de la tragedia. Los latinoamericanos merecemos más que eso", asevera el documento.

Por otro lado, califican como "temeraria" la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de suspender los fondos para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los firmantes enfatizan que la supresión de la pandemia, para minimizar su mortalidad, debe ser la principal prioridad de la región. "América Latina debería centrarse en mejorar sus sistemas de salud, canalizar recursos a hospitales, adaptar temporalmente la infraestructura inactiva, como hoteles y centros de convenciones, y aumentar drásticamente la capacidad de testeo", subraya el texto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios