americaeconomica.com

Pequeños apuntes de economía personal

Pequeños apuntes de economía personal
Ampliar

Cuidar del bolsillo, encontrar fórmulas para conseguir nuevos ingresos o fondos para ciertos proyectos no siempre es fácil. Aunque hay opciones bastante interesantes.

miércoles 19 de febrero de 2020, 15:58h
Desde que se inventó, el dinero ha sido una preocupación constante en la vida de las personas. Sin él no podemos acceder siquiera a lo básico con lo que cubrir nuestras necesidades, y por ello, estamos siempre haciendo cuentas.

Lo bueno en esta época es que existen fórmulas que permiten hacer dinero de diversas formas. No significa que se vayan a conseguir fondos por arte de magia, pero con un poco de tiempo y conocimientos, es posible obtener rendimiento y aumentar los ahorros. Éstos son algunos apuntes de economía personal que te pueden interesar.

Criptodivisas, dinero virtual en crecimiento

Desde que apareció el Bitcoin, las criptodivisas no han dejado de aparecer. Algunas de ellas con más éxito y otras con menos, pero cada vez hay más de estas monedas circulando por el mundo.

En Latinoamérica las criptos están viviendo una expansión extraordinaria, y no son pocos los negocios y profesionales que trabajan en línea, los que aceptan estas monedas como medio de pago. Por eso, invertir en ellas no es una mala idea, siempre y cuando, se conozca un poco sobre este mundillo.

Para conseguir un buen rendimiento, lo ideal es comenzar operando con la mejor plataforma de intercambio Crypto. Una plataforma que permite operar con una cartera de varias criptomonedas e ir ajustando lo invertido en función de cómo evoluciona el mercado.

Dispone de un apartado de formación para aprender a trabajar con estas monedas, y poco a poco, convertirse en un cripto trader experto, aumentando el capital del que se dispone.

Préstamos para pequeños proyectos

Otra opción que está cada vez más de moda es la de solicitar créditos rápidos o microcréditos, con los que es posible poner en marcha algún tipo de proyecto.

Estos préstamos surgieron ante la imposibilidad de conseguir dinero por parte de los bancos, que con la crisis cerraron el grifo, y muchos pequeños emprendedores no podían encontrar los fondos para hacer posible su idea. Además, destacan por no requerir mucho papeleo y dar una respuesta casi inmediata. Algunos solo tardan 10 minutos, mientras que otros tardan algo más y tienen una mayor cuantía.

Estos créditos se pueden usar también para afrontar pagos imprevistos, y los hay que incluso facilitan el acceso a financiación a pesar de estar en una situación algo comprometida, como los prestamos con ASNEF. Así, aunque te encuentres dentro de un fichero de morosos, cosa muy habitual si has financiado algo aunque lo hayas pagado hace tiempo, no tendrás problemas a la hora de pedir el dinero que necesitas en ese momento.

Es más, el auge de estos microcréditos es tal, que incluso las entidades bancarias tradicionales los están empezando a ofrecer, porque se han dado cuenta de que al cerrar las vías de crédito, los usuarios han buscado (y encontrado) alternativas.

Reclamar lo que es tuyo, es fundamental

Otro detalle muy importante para tener una economía adecuada es conocer los derechos que tenemos y reclamar cuando sea necesario. Un ejemplo de ello es el aumento de sentencias relacionadas con cláusulas y condiciones poco claras en las hipotecas, que han supuesto en ocasiones, grandes desembolsos para quienes las firmaron.

Dentro de poco llegará una nueva sentencia del TJUE, para el 3 de marzo, por lo que habrá que estar muy atentos para quienes puedan reclamar IRPH, un índice que se ofreció como medida de ahorro, y que al final supuso estar sujeto a unos intereses superiores a los de otros índices. Algunos cálculos hablan de un 25% más por cada hipoteca respecto al Euríbor, por ejemplo, lo cual es sin duda, una cantidad significativa.

Éstas y otras condiciones consideradas abusivas, o en proceso de estudio, hacen que haya que estar muy pendiente de lo que se firma, pero también de que los bancos deben ser transparentes. En caso de que se demuestre que no ha sido así, se puede reclamar y recuperar el dinero, que al fin y al cabo es de uno y siempre hace mucha falta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios