americaeconomica.com

Nacha Pop

Nacha Pop
Nacha Pop
jueves 11 de mayo de 2017, 01:00h
Estamos en el año 2017. Más de treinta años después de la explosión de la Nueva Ola madrileña, después conocida como Movida. Pero, a veces, uno podría tener la impresión de que los viajes en el tiempo existen. Y eso puede pasarle a cualquiera que asista al próximo concierto de Nacha Pop.
Estamos en el año 2017. Más de treinta años después de la explosión de la Nueva Ola madrileña, después etiquetada y conocida como Movida. Pero, a veces, uno podría tener la impresión de que los viajes en el tiempo existen. Y eso puede pasarle a cualquiera que asista al próximo concierto de Nacha Pop.



Será el 15 de mayo, en Wifink Center de la madrileña Plaza de Dalí. Y la histórica banda, que ahora lídera en solitario Nacho Vega, forma parte de un cartel compuesto por grupos nacionales e internacionales que, canas aparte, parece sacado de cualquier macroconcierto de la década de los ochenta. Y de los buenos.



Junto a Nacha y a sus temas inmortales, también, por supuesto los que compuso Antonio Vega, desfilarán por el escenario del antiguo Palacio de los Deportes, otras bandas 'ochenteras' hispanas -Los Pistones y el ex Siniestro Total, Miguel Costas- e internacionales -The Stranglers, Echo and the Bunnymen e Immaculate Fools-.



Casi todos peinan canas, pero siguen en forma, según hemos podido comprobar en los últimos tiempos. Hay discos nuevos, giras y conciertos que demuestran que, por encima de los simples ejercicios de nostalgia, que el viejo pop rock aún tiene recorrido. Gracias, claro a las buenas canciones, las guitarras contundentes, los ritmos frenéticos y las melodias memorables.



El evento en el que el público madrileño podrá disfrutar del sabor agridulce de los antiguos amores se llama 'Una noche en La Movida' y para que nada falte, tendrá un maestro de ceremonias a la medida. Nada menos que Jesús Ordovás, uno de los locutores de radio que más activamente defendió aquel movimiento desde su micro.



Y en los tiempos muertos, el Wizink Center mudará de piel para convertirse en aquel Rock Ola de nuestros secretos inconfesables que marcó el ritmo de la vanguardia musical entre 1981 y 1985. Para lograrlo, los organizadores han contado con Magín y Pepo, dos de los disc-jockeys que pincharon en la mítica sala de Padre Xifré.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.