americaeconomica.com

The Economist reconoce a Colombia como país del año

Bandera de Colombia
Bandera de Colombia
jueves 22 de diciembre de 2016, 01:00h
No obstante, la valoración del presidente Santos no deja de empeorar
La prestigiosa revista semanal británica, The Economist, ha elegido en su última edición a Colombia como el país del año. Un logro que justifica fundamentalmente porque el país sudamericano ha logrado un acuerdo de paz que terminó “con una guerra que duró medio siglo y se cobró alrededor 220.000 vidas”.



Además, The Economist resalta que su objetivo, al conceder este galardón "es recompensar la mejoría”. En este sentido, la revista aseguró que la firma de la paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC fue un "logro colosal”.



Por ello, Colombia se hace con un galardón que existe desde 2013 y que, desde entonces, han recibido Uruguay en su primer año, Túnez a continuación, y Myanmar el año pasado.



Sin embargo, en paralelo a este reconocimiento, la desaprobación de los colombianos a su presidente, Juan Manuel Santos, no para de crecer. Pareciera que a cuántos más galardones internacionales, más desaprobación interna.



Así, el también Nobel de la Paz recibe la desaprobación del 60% de los colombianos, frente a un 35% que lo aprueba, según los resultados de la encuesta bimestral Gallup Poll. Unas cifras muy similares a las de hace dos meses; pero mucho peores que las de hace un año cuando un 42% lo respaldaba.



No obstante, al menos por unas horas, la noticia de The Economist ha servido a Santos para reivindicar diferentes aspectos de su gestión en las redes sociales:



















¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.