americaeconomica.com

Brasil confirma su 'blindaje' fiscal

Real brasileño
Real brasileño
miércoles 14 de diciembre de 2016, 01:00h
El Senado aprueba la enmienda constitucional que limita el gasto público del Estado que sólo se ajustará a la tasa de inflación durante 20 años
Brasil ha aprobado finalmente una enmienda constitucional por la que se compromete a que durante los próximos 20 años el presupuesto nacional estará congelado. Tan sólo se ajustará en base a la inflación, una medida inédita en el mundo.



Pese a tratarse de un Gobierno desacreditado por los escándalos de corrupción y que no ha llegado al poder a través de las urnas; el Ejecutivo de Michel Temer ha conseguido superar todas las votaciones que requiere una enmienda consticional.



De ahí que esta medida tuviese que ser votada ayer por segunda vez en el pleno de la Cámara Alta y que antes pasase también por el Congreso. Además, requería una 'supermayoría' que, no obstante, ha logrado alcanzar sobradamente con 53 votos a favor y apenas 16 en contra.



Y ello, pese a que según una encuesta publicada ayer mismo por el instituto Datafolha, al menos el 60 % de los brasileños está en contra de imponer el límite de gasto ya aprobado. Éste, contaría así, tan solo con el apoyo del 24% de la sociedad.



Unas cifras que tienen su reflejo también en las calles en las que organizaciones estudiantiles y sindicales, como la Central Única de Trabajadores (CUT), han convocado a protestas. Protestas que se ven acentuadas por hechos como que el el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil piediese suspender al presidente del Senado, Renan Calheiros, y que ésta fuese desoída por la Cámara.



Es más, Calheiros ha sido el principal impulsor de la reforma en las Cámaras al maniobrar para que se aprobase con celeridad. Incluso el propio Temer ha sido acusado de recibir 2,9 millones de dólares ilegales de Odebrecht, por parte del ex ejecutivo de la constructora, Claudio Melo Filho.



Pero tras lo visto ayer, nada de lo anterior parece importar demasiado a la mayoría de los legisladores brasileños a la hora de sacar adelante unas reformas que amenazan con llevarse por delante los avances sociales logrados por los años de Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).



De hecho, la votación de ayer da al gobierno de Temer vía libre para avanzar en los siguientes aspectos de su plan de ajuste. Siguiente paso: reforma del sistema de jubilaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.