americaeconomica.com

La oposición repudia como «golpe» la suspensión del referéndum contra Maduro

Henrique Capriles, líder opositor venezolano
Henrique Capriles, líder opositor venezolano
sábado 22 de octubre de 2016, 01:00h
La oposición venezolana repudió hoy la suspensión de la recolección de firmas para activar un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, calificándola como un "golpe de Estado" al derecho electoral de los venezolanos.
La oposición venezolana repudió hoy la suspensión de la recolección de firmas para activar un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, calificándola como un "golpe de Estado" al derecho electoral de los venezolanos.



Mientras la oposición llamó a una movilización nacional para el miércoles en rechazo a la medida, el oficialismo la aplaudió como la confirmación de que la consulta no se realizará este año, cuando implicaba un potencial cambio de Gobierno.



Las reacciones internacionales también se hicieron escuchar, con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, alertando que ha llegado el momento de tomar medidas contra el Gobierno de Maduro, en tanto que Estados Unidos expresó su preocupación por el freno al referéndum revocatorio.



El líder opositor Henrique Capriles, principal impulsor del referéndum, denunció que con la suspensión de la recolección de firmas se perpetró un "golpe de Estado" al derecho a votar de los venezolanos y alertó que la medida profundiza la crisis del país.



Capriles llamó a los venezolanos a restablecer el hilo constitucional que consideró fracturado por la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) que suspendió la recolección de firmas de electores del 20 por ciento del padrón electoral, prevista para la próxima semana.



"Con la decisión de ayer se dio un golpe de Estado a todos los venezolanos. Se fraguó lo que veníamos alertando, lo que había que evitar, porque lo que hará es profundizar la crisis que vivimos los venezolanos", dijo Capriles, en una rueda de prensa en la que habló como portavoz de la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).



Capriles recordó que la oposición ya había advertido que actuaría en consecuencia si esto ocurría. "Llegó la hora de defender la Constitución", afirmó.



Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dijo que el domingo el foro legislativo tendrá una sesión especial donde tratará una serie de temas que fueron mantenidos con reserva por los diputados.



"No nos vamos a reservar ningún tema, debatiremos desde el abandono del cargo presidencial hasta la eventual doble nacionalidad de Maduro", dijo al aludir a varias denuncias de que Maduro nació en Colombia.



El CNE anunció su decisión la noche del jueves, al acatar las medidas judiciales que anularon las firmas con la que la oposición había solicitado la consulta.



La noticia se difundió luego de que tribunales penales de las regiones de Aragua, Bolívar y Carabobo decidieran anular el primer proceso de recolección, en respuesta a una denuncia del oficialismo sobre supuesto fraude con firmas.



La medida sugiere que las firmas supuestamente irregulares tendrían que ser repetidas. Éstas fueron recolectadas a fines de abril y luego ratificadas en junio, hasta un total de casi 400.000, cuando el uno por ciento del padrón electoral exigido para solicitar la consulta era de casi 200.000.



El oficialismo celebró la suspensión, considerándola un acto de justicia.



"Se comenzó a hacer justicia por el más gigantesco fraude electoral cometido en la historia de Venezuela. Esto confirma que el referéndum no se realizará este 2016", dijo el jefe de la comisión de verificación de firmas y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.



El político añadió que la oposición usurpó la identidad de miles de personas y presentó firmas falsas, aunque el CNE confirmó y verificó las firmas recogidas en abril y ratificadas en junio.



De haberse realizado la consulta este año, el tercero de seis de Maduro, y haberla perdido, el CNE debería haber llamado a nuevas elecciones presidenciales. De efectuarse en el curso de 2017 y en caso de que pierda Maduro, su mandato debía ser revocado pero completado por el vicepresidente a cargo, hasta enero de 2019.



El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, John Kirby, se manifestó en contra de la suspensión.



"Estamos profundamente preocupados por la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de parar el proceso del referéndum revocatorio y creemos que el CNE impide al pueblo venezolano ejercer un importante derecho constitucional", dijo.



Por su parte, Almagro arremetió contra el Gobierno de Maduro, puntualizando que ha llegado el momento de tomar medidas.



"Sólo las dictaduras despojan a sus ciudadanos de derechos, desconocen el legislativo y tienen presos políticos", escribió Almagro en su cuenta de Twitter. "Es hora de tomar acciones concretas", añadió.



Almagro es uno de los mayores críticos del Gobierno de Maduro, contra el que invocó en mayo la Carta Democrática Interamericana, en un acto sin precedentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.