americaeconomica.com

El vicepresidente venezolano anuncia que Maduro "nunca" renunciará a su cargo

Aristóbulo Istúriz, vicepresidente de la República de Venezuela
Aristóbulo Istúriz, vicepresidente de la República de Venezuela
jueves 18 de agosto de 2016, 01:00h
Estas declaraciones se producen mientras el Gobierno interino brasileño incrementa la presión internacional y la polarización regional para que el país bolivariano convoque un referéndum revocatorio.
Aristóbulo Istúriz, vicepresidente de la República de Venezuela, ha declarado que el presidente venezolano Nicolás Maduro "nunca" renunciará a su cargo. Una afirmación que ha justificado en base a la vocación de servicio del chavista que, según su criterio, contrastaría con la de los diputados opositores de la Asamblea Nacional a los que ha criticado por tomar vacaciones durante el mes de agosto.



No obstante, el verdadero sentido de estas declaraciones es el de hacer frente a la presión internacional, que se suma a la que internamente se ejerce desde la Asamblea Nacional en la que el chavismo no tiene mayoría por primera vez desde su llegada al poder, sobre el Gobierno bolivariano para que convoque un referéndum revocatorio.



Ésta se ha acentuado a través de unas declaraciones del ministro de Exteriores brasileño, José Serra, quien tras recibir al diputado venezolano Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de ese país, acuso al de Maduro de ser un "régimen autoritario". Además, en línea con la oposición del país bolivariono, el ministro del país carioca aseguró que la salida de su crisis políica pasa ineludiblemente por la realización de un referéndum que pudiera revocar el mandato del presidente.



Todo ello en un contexto ya de cierta polarización regional tras asumir Venezuela el mes pasado la presidencia pro témpore del Mercosur de forma unilateral y sin un acto formal, ya que Paraguay, Brasil y la Argentina rechazaron la decisión. No obstante, según el país presidido por Maduro era lo que corresponde de acuerdo a los tratados constitutivos del bloque comercial que los otros tres países estarían así vulnerando.



Además, para añadirle más tensión al asunto, el Ministro de Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, ha acusado al gobierno de Michel Temer de querer "comprar el voto de Uruguay" para tratar de que evitar el cambio de la presidencia temporal del Mercosur a Venezuela a cambio de futuros acuerdos comerciales: "No nos gustó mucho que el canciller Serra viniera a Uruguay a decirnos que venían con la pretensión de que se suspendiera el traspaso y que, además, si se suspendía, nos iban a llevar en sus negociaciones con otros países, como queriendo comprar el voto de Uruguay", manifestó el ministro en dicho sentido.



De acuerdo con el propio Nin Novoa, esta actitud "molestó mucho" al presidente uruguayo Tabaré Vázquez quien habría señalado según el relato de su ministro que "Uruguay va a cumplir con la normativa y va a llamar al cambio de la presidencia" del Mercosur; es decir, un relato que ratificaría la versión venezolana de la polémcia internacional.



De hecho, el pasado 29 de julio, Uruguay anunció al resto de socios del Mercosur que finalizaba su mandato del bloque y señaló que conideraba que no había "ningún impedimento jurídico" para que la asumiese Venezuela, pese a la opinión del resto de miembros del bloque, que se oponían, alegando la situación política y de derechos humanos en el país. Una oposicion encabezada por Brasil pese a la situación de interinidad de quien actualmente ejerce su presidencia, Michel Temer, por la suspensión de la presidenta electa Dilma Rousseff, quien sí aprobaba la rotación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.