americaeconomica.com

Venezuela se convierte en el primer comprador de petróleo estadounidense

Refinería de petróleo
Refinería de petróleo
lunes 07 de marzo de 2016, 01:00h
No solo el país vende petróleo a Estados Unidos. Ahora le compra. Y le compra no como un cliente más sino como el principal comprador. Sin el crudo liviano WTI, PDVSA no podría exportar el petróleo de la Faja Hugo Chávez.
No solo el país vende petróleo a Estados Unidos. Ahora le compra. Y le compra no como un cliente más sino como el principal comprador. Sin el crudo liviano WTI, PDVSA no podría exportar el petróleo de la Faja Hugo Chávez. Qué ironía. El colmo es que PDVSA tampoco podrá declarar el default. Necesita el petróleo de los EEUU. Dependencia por las dos puntas.



Cuando Venezuela comenzó a importar petróleo ultraliviano de África y Rusia el año pasado, en el país se desató una serie de comentarios. ¿Cómo es posible que Venezuela importe Petróleo? El presidente de PDVSA, Eulogio del Pino, ofreció una explicación acertada y clara. Para poder exportar nuestro crudo ultrapasado de la Faja del Orinoco es necesario mezclarlo con un petróleo más liviano. Es decir, la importación de crudo liviano se debe ver como un costo a la Faja más que una importación en sí. Sin embargo, ni Del Pino ni nadie de este Gobierno explica que anteriormente este crudo de la Faja se mezclaba con nafta, un producto que se obtiene en las refinerías de petróleo como una parte del destilado. Pero la falta de mantenimiento de las refinerías venezolanas, más el mal manejo de las mismas, ocasionó que prácticamente se desapareciera la nafta del país. Ciertamente, usar un residuo obtenido en nuestro país a importar es mucho más barato, por lo tanto, aunque la explicación del Presidente de PDVSA es real desde el punto de vista técnico, desde lo económico es una pésima decisión.



En el 2015 escribí en esta columna que fuentes desde Houston me comentaban que si pasaba en el Congreso de los Estados Unidos la autorización para que ese país volviese a exportar crudo, Venezuela sería de los principales compradores. Esta semana se supo por medios especializados, como Reuters, que aquello ya se hizo realidad. Según la agencia de noticia, PDVSA compró dos cargamentos de hidrocarburo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) en enero, convirtiéndose en el primer comprador de crudo norteamericano desde 1979 cuando en EEUU se prohibió la exportación.



Según esa nota, Citgo Petroleum fue el proveedor de estos dos envíos. Pregunto: si Citgo no tiene producción de crudo si no puramente refinación ¿cómo es posible que haya vendido dos cargamentos del West Texas?. Pareciera que estamos en presencia de una triangulación. De nuevo la falta de claridad en PDVSA y los misterios en sus operaciones llevan a sacar conclusiones. PDVSA debe hacer pública esas compras, el precio y condiciones, más cuando el proveedor es una filial de ella que no se dedica a tal actividad. La misma nota informa que un tercer cargamento ya fue adquirido.



La ironía estriba en que, a pesar de todo el discurso y retórica antiyanqui, la dependencia de EEUU es cada vez mayor. Ya no es sólo el principal comprador en cash de nuestro petróleo. Ahora es el principal suplidor de un componente sin el cual el petróleo de la Faja del Orinoco no se pudiera exportar.



El significado de estas operaciones no ha pasado por debajo de la mesa en el mundo financiero. Y es que muchos se atreven a decir que ahora para PDVSA sí sería un gran problema hacer un default de su deuda dado que, de ocurrir, estas importaciones de crudo liviano se podrían ver en peligro. Estas importaciones recurrentes de crudo de Estados Unidos darán mucho de qué hablar, analizar y especular. Por ahora, todo se mantiene al estilo PDVSA: en total desinformación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.