americaeconomica.com

Los empresarios piden a Maduro una reunión para tomar medidas contra la crisis del sector

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
jueves 04 de febrero de 2016, 01:00h
“Es el momento de probar algo distinto”, afirmó Mendoza a propósito de la estrategia empleada por el Gobierno hacia el sector privado en los últimos años. “La empresa privada, Empresas Polar con su modelo productivo, es parte de la solución de los problemas que tiene Venezuela”.
Los tiempos del Gobierno distan de los tiempos de los empresarios. La calma del presidente de la República y del nuevo gabinete económico para definir y anunciar las medidas económicas ante la crisis, contrastan con la impaciencia que hay en el ámbito empresarial y que ayer reflejó Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar.



“Se acabó el tiempo del bla, bla, bla, llegó el momento de verdad, verdad, de sentarse a hablar específicamente cadena por cadena productiva, área por área, qué es lo que está parado, qué materia prima hace falta”, manifestó Mendoza. Durante una rueda de prensa empleó en varias oportunidades la misma expresión para reclamar acciones: “vamos a fijar metas concretas en el corto plazo, si no, todo se queda en bla, bla, bla y el ciudadano de a pie no quiere más bla, bla, bla”.



Además de proponer las siete medidas para atender el problema del desabastecimiento, el empresario fue más allá y exhortó al Gobierno a cambiar el modelo empleado en los últimos años. “Probemos algo distinto, que es la convocatoria al sector privado, hemos probado otras, que es confrontarla, es descalificarla, es arrinconarla, es vejarla, es el momento de probar algo distinto, que es convocarla, generar confianza, y de manera transparente y no política”, argumentó.



“El país nos reclama un diálogo transparente, productivo y creíble, con metas concretas y de corto plazo, el país no aguanta más, el ciudadano de a pie no aguanta más discusiones que son absolutamente políticas”, insistió a modo de exhortación.



Reclamó “confianza” y entendimiento del Gobierno hacia el sector privado, tal y como ocurre en el resto de países de Latinoamérica. “No es posible seguir ignorando al sector privado, no es posible seguir descalificándolo, seguir insultándolo, seguir diciendo que el sector privado es el principal responsable de todo lo que está ocurriendo en el país, falso, somos la solución de lo que alguna manera necesita el país”.



Mendoza aseguró que la experiencia de las empresas estatales ha sido un fracaso y propuso a la empresa privada y al modelo de Polar como el camino a seguir. “La empresa privada, Empresas Polar con su modelo productivo es parte de la solución de los problemas que tiene Venezuela”.



Llegó, incluso, a solicitar que el Gobierno alquile a empresarios las plantas de alimentos que posee y no están produciendo lo que deberían. “Ese modelo no está rindiéndole al venezolano, ni a Venezuela (…) Nosotros sentimos que esas capacidades instaladas que están en manos del Estado hay que ponerlas a producir”, sostuvo, al tiempo que calificó como “increíble” que algunas de esas compañías estatales importen productos que deberían producir.



En contrapartida, aseveró que “si tenemos materia prima ponemos nuestra capacidad de producción al 100%” y resaltó que la empresa privada es más productiva. A modo de ejemplo, el presidente del grupo Polar indicó que con los 5.954 millones de dólares que recibieron sus proveedores desde la entrada en vigencia del control de cambio en 2003, han procesado y producido en el país 17.696 millones de kilos de alimentos y 38.916 millones de litros de bebidas en trece años. Para cubrir una cantidad como esa, explicó, con importaciones estatales se hubiesen requerido 93.300 millones de dólares. “Por cada dólar entregado a nuestros proveedores somos capaces de producir 18 veces más que la importación de producto terminado”, subrayó.



Destacó, además, que el aporte fiscal y el Impuesto del Valor Agregado (IVA) pagado por la compañía desde 2003 representa un monto cuatro veces superior al de las divisas asignadas, ya que asciende a 23.318 millones de dólares, calculados al tipo de cambio correspondiente en cada año. “A través de nuestros pagos de impuestos se ha logrado generar un aporte importante al fisco que luego el Estado venezolano, a través del Gobierno, utiliza para el desarrollo de infraestructura, misiones, etc”.



La creación de empleo formal y la reinversión para ampliar capacidades de producción son otros de los aspectos de lo que denomina como “círculo virtuoso” de ese modelo aplicado por Polar. “La industria nacional es parte importantísima de la solución, de la situación en que nos encontramos en este momento”, repitió.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.