americaeconomica.com

El Gobierno de Brasil investiga a más de 20 empresas por su vinculación con el caso Petrobras

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil
miércoles 23 de diciembre de 2015, 01:00h
El Gobierno brasileño de Dilma Rousseff ha abierto una investigación contra 21 empresas y 59 altos cargos a los que ha acusado de haber formado partes de un cártel para repartirse contratos con la petrolera estatal Petróleos Brasileños (Petrobras) por 8.750 millones de dólares.
El Gobierno brasileño de Dilma Rousseff ha abierto una investigación contra 21 empresas y 59 altos cargos a los que ha acusado de haber formado partes de un cártel para repartirse contratos con la petrolera estatal Petróleos Brasileños (Petrobras) por 8.750 millones de dólares.



Ha sido el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade), órgano de combota contra monopolios y de defensa de la libre competencia del Ministerio de Hacienda, el que ha abierto esta investigación.



Los ejecutivos y exdirigentes investigados ya están siendo interrogados por la Justicia Penal por la formación del ‘Club de los Contrincantes’ que se enmarca dentro del escándalo de corrupción en Petrobras. Algunos de ellos, de hecho, ya han sido condenados por el reparto de contratos, elevarles el valor y repartir los excedentes entre los trabajadores con mayor rango de Petrobras y los políticos que encubrieron la trama.



El escándalo de Petrobras, recuerda la prensa latinoamericana, ha salpicado a una veintena de las empresas más destacadas de Brasil y a medio centenar de legisladores políticos, entre ellos el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.