americaeconomica.com

Los ‘chavistas de base’ exigen a Maduro reestructurar sus políticas tras el fracaso electoral

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela
lunes 21 de diciembre de 2015, 01:00h
Los voceros rojos de los estados Aragua y Carabobo demandan la reestructuración del Gobierno y el fin de los enroques en la burocracia chavista.
Los voceros rojos de los estados Aragua y Carabobo demandan la reestructuración del Gobierno y el fin de los enroques en la burocracia chavista.



Las bases chavistas se rebelan contra la cúpula roja. En su evaluación de los resultados electorales, los delegados de la región central (Aragua-Carabobo) del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) lanzan dardos contra la plana mayor de la organización, rechazan los enroques dentro del Gobierno y fustigan el nepotismo en la revolución.



Estos delegados presentaron un informe el jueves 10 de diciembre, en el marco de la plenaria nacional extraordinaria del III Congreso del PSUV, convocada por el presidente Nicolás Maduro para revisar lo ocurrido en los comicios parlamentarios.



Al identificar los factores que influyeron en los calamitosos resultados obtenidos por el oficialismo, los representantes de la región central destacaron: “La arrogancia de los cuadros de dirección que no comprenden que el liderazgo de la revolución debe ser colectivo y que los atrapa en una burbuja que no permite ver, sentir, escuchar y tocar la realidad del pueblo con objetividad. Y este fenómeno burocratiza y aburguesa la política”.



Los delegados oficialistas de los estados Aragua y Carabobo presentaron 21 propuestas para enderezar el rumbo. Allí plantean la “reestructuración del Gobierno bolivariano en todos sus niveles” y “evitar el enroque de personas en cargos institucionales”. Sobre ese último punto, recalcan que es necesario que el PSUV asuma y rediseñe “la política de formación de cuadros de dirección de Gobierno”.



Los voceros reclaman “combatir el nepotismo como desviación liberal en las prácticas de los cuadros” y recuerdan a los miembros del cogollo rojo: “Los cuadros dirigentes del partido deben ser ejemplo a seguir por nuestra sociedad en términos de los valores socialistas y la conducta chavista. Modo de vida chavista. Los cuadros dirigentes son el reflejo de nuestra sociedad’”.



El alcalde Jorge Rodríguez declaró el 7 de noviembre de 2014 que el PSUV “es una organización que se sostiene con el apoyo de 7 millones 200 mil revolucionarias y revolucionarios”. Por eso, subrayaba, “este es un partido que se financia a sí mismo, no recibimos cheques del extranjero”.



En las elecciones del 6 de diciembre, el Gran Polo Patriótico –no solo el PSUV- consiguió 5.599.025 votos. Los delegados de las entidades gobernadas por Francisco Ameliach y Tareck El Aissami piden “sincerar el censo de la militancia activa del PSUV. Ya basta de decir que somos siete millones y medio de militantes inscritos en el partido”.



El análisis recoge el clamor de las bases chavistas que, tras el varapalo electoral, demandan “combatir de forma permanente el sectarismo, el burocratismo, hedonismo y la corrupción. Una lucha sin cuartel”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.