Ir a versión MÓVIL

americaeconomica.com

El Tribunal Supremo pone en peligro la unidad de la oposición venezolana

Bandera de Venezuela
Bandera de Venezuela
lunes 03 de agosto de 2015, 01:00h
Después de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que nombra a una junta directiva ad hoc en Copei y saca del juego a su antiguo presidente, Roberto Enríquez, salta una pregunta: ¿Los verdes se pondrán ahora “maduros”?
Después de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que nombra a una junta directiva ad hoc en Copei y saca del juego a su antiguo presidente, Roberto Enríquez, salta una pregunta: ¿Los verdes se pondrán ahora “maduros”?



En medio de las dudas que genera este fallo del TSJ, algo está claro: El movimiento que decapita a Enríquez beneficia a sus dos grandes rivales internos, Pedro Pablo Fernández y Enrique Mendoza.



-Todos los miembros de esa junta ad hoc son una especie de “comité de víctimas” de Enríquez, dirigentes regionales que sufrieron sus atropellos y abusos de autoridad –comenta una fuente que, por cierto, también se incluye en ese hipotético “comité de víctimas”.



Los jefes que la Sala Constitucional impuso a Copei “son personas ligadas, en su mayoría, a Fernández y Mendoza”, indican. Al frente de ellos, ocupando la silla que los magistrados quitaron a Enríquez, está Pedro Urrieta, portavoz de los socialcristianos de Delta Amacuro.



-Enríquez se peleó con toda la vieja guardia del partido, alejó a Ramón Guillermo Aveledo y hasta empujó a “El Tigre” fuera de la organización. Ahora, está pagando todas sus arbitrariedades –celebra un adversario del defenestrado-.



Pero esto es un conflicto que trasciende las fronteras verdes. El TSJ “ordenó al Consejo Nacional Electoral abstenerse de aceptar cualquier postulación que no sea de las acordadas conforme a los procedimientos establecidos por la Mesa Directiva ad hoc designada”. Esta situación afecta a la maqueta electoral de la oposición que, por ejemplo, tenía previsto inscribir como su abanderado en el circuito 2 de Caracas a Enríquez.



-Esta decisión es un pase de factura de Diosdado Cabello contra Enríquez. Esto tiene muchos meses andando, han hecho de toda para entregarle el control del partido a Pedro Pablo –observa un representante de la Mesa de la Unidad Democrática. Desde esta perspectiva, el caso de Copel se asemejaría al que ya sufrió Podemos. “Le están dando la directiva a personas cómodas para el Gobierno”, apuntan.



El cachorro de “El Tigre” participó, por iniciativa propia y sin contar con el aval de su partido, en la Conferencia Nacional por la Paz que el presidente Nicolás Maduro instaló en Miraflores el 26 de febrero de 2014. “Yo no vine a claudicar en los principios y valores que defiendo, yo vine a defenderlos, a eso fue a lo que vine. Yo me encuentro entre los venezolanos que no están de acuerdo con el Gobierno y que quiere cambiarlo, pero yo juego al éxito de Venezuela, yo no juego a su fracaso”, expuso Fernández durante su intervención en aquella reunión en palacio.



Hasta el momento, Urrieta ha manifestado que mantiene los compromisos suscritos por su partido en el seno de la coalición, destacando entre ellos la adhesión a la tarjeta única para el próximo 6 de diciembre.



-Somos los más trabajadores de la Unidad, estamos comprometidos con la unidad de Venezuela, con la tarjeta única, no existe en nosotros ninguna otra intención que no sea fortificar la posibilidad de entendernos con la gente –declaró el flamante mandamás de Copei a Globovisión-.



Un diputado socialcristiano admitió sentirse sorprendido por la decisión del TSJ. Prefirió reservarse su opinión sobre el futuro de Copei y su relación con la MUD, y sólo se limitó a decir: “Esto es grave”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.