americaeconomica.com

¿Promesas incumplidas?

Pesos uruguayos
Pesos uruguayos
viernes 05 de junio de 2015, 01:00h
La inflación de Uruguay ha avanzado un 0,49% el mes pasado en relación al mes de abril según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo que la coloca en un 8,41%. El presidente Tabaré Vázquez había prometido bajarla al 5% en 18 meses, los analistas dudan de ello.
La inflación de Uruguay ha avanzado un 0,49% el mes pasado en relación al mes de abril según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo que la coloca en un 8,41%. El presidente Tabaré Vázquez había prometido bajarla al 5% en 18 meses, los analistas dudan de ello.



Según analistas privados consultados por El Observador y cuyas opiniones recoge América Economía, la esperanza de alcanzar el rango meta del 7%, más allá de las promesas a largo plazo de Vázquez, se encuentra cada vez más comprometida.



Todo ello a pesar del menor dinamismo económico y de la moderación de los ajustes salariales. El avance del 8,41% en los precios está un 0,02% por debajo de lo esperado por los analistas a los que ha recurrido el Banco Central de Uruguay (BCU).



En cuanto a los productos que más se han encarecido se encuentran la confección, que ha tenido su mayor repunte mensual, en concreto un 0,93%. Le sigue los restaurantes y los hoteles, que han avanzado un 0,77% y los alimentos y las bebidas, que se han encarecido un 0,58%. Este último de gran importancia en las mediciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Uruguay. Los precios que más bajaron, por su parte, fueron el transporte y las telecomunicaciones.



Cabe destacar también que en el acumulado del año los bienes y servicios se han encarecido un 5,2%, lo que ya se sale del rango a largo plazo de lo prometido por el presidente uruguayo. Se trata, además, del mayor incremento en el período enero mayo desde el año 2007, cuando el IPC aumentó un 5,4% ese año.



Dicha aceleración, consideran los expertos, se ha producido debido al empuje de la inflación residual (formada por alimentos sin procesar y servicios públicos) que ha avanzado más de un punto porcentual al pasar de un 4,8% a un 5,9% en el último informe de la Unidad de Análisis Económico de El Observador.



Por su parte la tendencia de los precios (bienes y servicios que son relativamente estables y mejor reflejan como se comporta el mercado) ha moderado su ritmo y ha pasado del 9,36% al 9,23%.



Sobre los productos ‘exportables’ el aumento también se ha visto ralentizado, algo que también ha ocurrido en la inflación no transable y de bienes y servicios. Los economistas, como Alejandro Cavallo de Equipos Consultores, ha considerado que la evolución del indicador obedece en parte “a la aceleración de los precios administrados”. Por su parte, Mercedes Comas de PWC ha señalado que se están amortiguando las presiones inflacionarias.



Mientras que Deloitte mantiene su proyección de inflación entre un 8% y un 8,5% tanto para el conjunto de 2015 como para 2016.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios