americaeconomica.com

Protistas

Protistas
martes 10 de febrero de 2015, 01:00h
Cuando alguien proviene de una tradición musical llena de riqueza rítmica y melódica, quizá lo natural sea sumergirse en ella para aprovechar todos sus recursos a la hora de construir una voz propia. Y ese es, precisamente, el camino que ha seguido el grupo chileno Protistas.
Cuando alguien proviene de una tradición musical llena de riqueza rítmica y melódica, quizá lo natural sea sumergirse en ella para aprovechar todos sus recursos a la hora de construir una voz propia. Y ese es, precisamente, el camino que ha seguido el grupo chileno Protistas.



El cuarteto formado por Alvaro Solar (voz y guitarra), Julian Salas (guitarra), Alejandro Palacios (bajo, trompeta y bombardina) y Andrés Acevedo (batería y coros), inició su andadura en 2008 y en sus inicios realizaban una música más cercana a los modelos anglosajones en boga en el mundo ‘indie’ internacional.



Desde ahí iniciaron un camino que les ha ido conduciendo a otros paisajes sonoros más cercanos a sus raíces, sin alejarse por completo de las tendencias contemporáneas en las que empezaron a forjar su estilo.



Esa mezcla, cocida a fuego lento, ha cuajado finalmente en su último disco, titulado 'Nefertiti', que publicó a finales del año pasado el sello Quemasucabeza, quizá la discográfica más vanguardista de Chile.



En el álbum, producido por Alvaro y Pol del Sur, abundan los temas intensos, con buenas melodías, propias del impulso pop que mantiene en marcha a la banda, y también unas letras cuidadas que cuentan historias interesantes e inteligibles. Algo muy agradecer, por cierto.



En estos días, Protistas, presentan el segundo single de este disco ‘Mi familia’, sobre el que también han realizado un video que ilustra perfectamente ese momento de búsqueda interior y exterior en el que parece desenvolverse la banda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.