americaeconomica.com

Maduro lleva a su 'séquito' a cenar a un restaurante de lujo en Nueva York

lunes 29 de septiembre de 2014, 01:00h
El presidente Nicolás Maduro se fue con toda la comitiva a comer en un restaurante italiano de Madison Avenue. El sitio no es nada del otro mundo, pero los precios sí. En las guías especializadas está bien posicionado. Para los que tienen buena chequera.
El presidente Nicolás Maduro se fue con toda la comitiva a comer en un restaurante italiano de Madison Avenue. El sitio no es nada del otro mundo, pero los precios sí. En las guías especializadas está bien posicionado. Para los que tienen buena chequera.



El restaurante Nello´s de Nueva York, ubicado en Madison Avenue -cerca del hotel donde se alojó la comitiva presidencial-, es el clásico restaurante italiano, que tiene franquicias en otras ciudades de Estados Unidos. Una decoración sencilla, una sólida carta de vinos, una cocina tradicional pero, eso sí, carísimo. De hecho, ha recibido críticas muy fuertes entre los conocedores de la gastronomía local, debido a que su oferta no se compagina con los precios. Pero es un restaurante perfecto para quienes saben poco de buena cocina, para cazar turistas recién llegados. No será Le Cirque -uno de los más caros de la Gran Manzana y donde para ir hay que reservar con meses de antelación-, pero se debe contar con una buena chequera a la hora de cancelar la cuenta.



Lo cierto es que la noche del martes, después de bailar salsa en el Bronx, el presidente Nicolas Maduro se fue a cenar allí, a la sucursal de Madison Avenue con toda su comitiva, más Cilia y María Gabriela por supuesto. Entre todos ocuparon casi media sala y pasaron inadvertidos. Custodiados por los cubanos, que comían en mesas aparte, la carta fue degustada por los visitantes sin mayor angustia a la hora de cancelar el total. Más de un cupo de Cadivi consumieron entre los diferentes platos que ofrece el menú, tales como el Carpaccio de lomito, Ravioles con Caviar -toda la paste es hecha en casa- o Pez Espada con mermelada de Champagne. Hubo postres, brindis, una alegría del tipo “barriga llena y corazón contento”.



Lo más llamativo – no sólo en la cena sino durante todo el viaje-, fue el entusiasmo de Cilia Flores por hacerse selfies a cada rato. Y la foto en familia –considerando a María Gabriela como tal- en el que sonrientes, todos parecen cantar New York, New York.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.