americaeconomica.com

Matizando declaraciones

viernes 30 de mayo de 2014, 01:00h
El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, Óscar Iván Zuluaga, siempre ha sido duro con el proceso de paz con las FARC. Ante la necesidad de atraer a la candidata conservadora, Marta Lucía Ramírez, ha flexibilizado su postura.
El ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Colombia, Óscar Iván Zuluaga, siempre ha sido duro con el proceso de paz con las FARC. Ante la necesidad de atraer a la candidata conservadora, Marta Lucía Ramírez, ha flexibilizado su postura.



Como recuerda el diario El País, tras salir vencedor de la primera vuelta, el uribista aseguró que le daría una semana a la guerrilla para que cesara “toda acción criminal”, pero la necesidad de conseguir los votos de Ramírez le ha hecho decidir “que se continuará conversando con las FARC en La Habana, sin acuerdos a espaldas del país, con condiciones y plazos que garanticen avances tangibles, definitivos, verificables con acompañamiento internacional”.



Al menos así puede leerse en un documento que firmó Zuluaga el pasado miércoles con su ahora aliada la conservadora María Lucía Ramírez y que se conoce como Compromiso por Colombia.



En él se pretenden examinar los tres puntos acordados ya en La Habana (desarrollo agrario, participación política y narcotráfico), evaluarlos y explicar sus conclusiones a la opinión pública.



Además, con este pacto, ambos candidatos se comprometen a acabar con el reclutamiento de personas, la colocación de minas antipersona y la entrega del mapa para empezar a quitarlas, acabar con los atentados, los crímenes de guerra y los ataques contra las infraestructuras.



El uribismo siempre se ha mostrado en contra de estas negociaciones, pero las circunstancias han hecho que no tenga más remedio que incorporarse a la visión de Marta Lucía Ramírez.



Así las cosas, no es de extrañar que Zuluaga haya sido objetivo de críticas por parte del aún presidente Juan Manuel Santos. El mandatario, que ha vinculado su carrera política y reelección al proceso de paz, tilda a su oponente de “cínico”.



En una entrevista en La W Radio aseguró que se trataba de “una situación totalmente coyuntural y electorera. La extrema derecha no quiere que este proceso continúe. Esto lo recibo con cierta sorpresa porque no creí que fueran tan cínicos”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios