americaeconomica.com

Los dos responsables por la muerte de 33 niños podrían tener penas de hasta 40 años de cárcel

martes 20 de mayo de 2014, 01:00h
El conductor del autobús que se incendió el pasado domingo en el departamento de Magdalena provocando la muerte de 33 niños, y el integrante de la iglesia a la que pertenecían los menores, encargado de contratar el servicio de transporte, podrían enfrentarse a penas de hasta 40 años de cárcel.
El conductor del autobús que se incendió el pasado domingo en el departamento de Magdalena, en el norte de Colombia, provocando la muerte de 33 niños, y el integrante de la iglesia a la que pertenecían los menores, encargado de contratar el servicio de transporte, podrían enfrentarse a penas de hasta 40 años de cárcel por el delito de homicidio culposo agravado.



Así lo ha anunciado este lunes el director nacional de Fiscalías, Luis González, que afirma que existen suficientes pruebas en contra de Jaime Gutiérrez Ospino (conductor del bus) y de Manuel Ibarra (pastor de la iglesia). En este sentido, ha explicado que ambos conocían el estado del vehículo y aun así "no tomaron las medidas de seguridad para evitar esta tragedia".



El conductor del autobús no tenía permiso de conducir y el vehículo, que llevaba más de dos años sin pasar ninguna revisión técnica, tampoco contaba con el seguro pertinente, de acuerdo con la información del diario 'El Colombiano'.



El hombre, que se dio a la fuga tras el trágico siniestro, fue detenido cinco horas después gracias a la información aportada por los habitantes del municipio de Fundación.



Por su parte, Ibarra también ha sido detenido por la Policía, después de que la Fiscalía General de la Nación emitiese una orden de captura en su contra, según ha confirmado el director Nacional de la Policía de Tránsito y Transporte de Colombia, el brigadier General Carlos Ramiro Mena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.