americaeconomica.com

Medidas preventivas

 Medidas preventivas
viernes 28 de marzo de 2014, 01:00h
El Gobierno de Cristina Fernández ha anunciado un recorte del 20% de las subvenciones de las tarifas de gas y agua potable en Buenos Aires, congeladas desde la crisis argentina de hace 14 años.
El Gobierno de Cristina Fernández ha anunciado un recorte del 20% de las subvenciones de las tarifas de gas y agua potable en Buenos Aires, congeladas desde la crisis argentina de hace 14 años.



Según el diario español El País, con esta medida, el Ejecutivo pretende reducir el déficit fiscal que se ha ido expandiendo de la mano de esos subsidios y que hasta ahora era financiado con emisión monetaria del Banco Central, y el consiguiente impacto en la inflación (32%). Además, también se pretende reducir la impresión de dinero.



En su último discurso, en la cadena nacional de radio y televisión nacional, la mandataria argentina ha asegurado que “esto no tiene nada que ver con un tarifazo”. En cualquier caso, la tarifa del gas aumentará entre 100% y 284%, mientras que la de agua se elevará entre el 70% y el 400%. Las diferencias en los incrementos serán según sean barrios de clases alta, media o baja.



Aunque el Gobierno ha manifestado que excluirá de todo esto a los parados, los trabajadores informales con hijos menores de 18 años y los jubilados que cobran la pensión mínima, entre otras personas de bajos recursos.



Fernández señaló que se siente como la madre del país, “como la madre de todos los argentinos y realmente es muy grande el esfuerzo que estamos haciendo”.



Según El País, el aumento de las tarifas, que venía retrasándose durante años impactará, en principio, en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) pero la contracción fiscal que supone en términos de subvenciones reduciría la actividad económica y a la vez contribuiría a bajar la inflación en el mediano plazo.



Antes de este recorte a las subvenciones, en Buenos Aires, una familia de clase media pagaba 1,85 dólares al mes por el servicio del agua, ahora abonará algo menos de 5,60. En las provincias, por su lado, las tarifas duplicaban o triplicaban las de los porteños y los habitantes de la periferia.



El recorte de tarifas afectará a hogares y comercios, pero no a las industrias, de modo de pretenden proteger la producción del país latinoamericano. Además, los usuarios que reduzcan su consumo de gas recibirán descuentos. Argentina ha perdido el autoabastecimiento energético en 2011 e importa cada vez más gas y combustibles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios