americaeconomica.com

Dilma abre la mano a la negociación con los manifestantes brasileños

miércoles 19 de junio de 2013, 01:00h
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff ha tendido la mano a los miles de manifestantes que han desbordado en los últimos días las calles del país, en plena celebración de la Copa Confederaciones de fútbol. La mandataria ha hablado por fin sobre las protestas y ha asegurado que sus quejas tienen que ser escuchadas.
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff ha tendido la mano a los miles de manifestantes que han desbordado en los últimos días las calles del país, en plena celebración de la Copa Confederaciones de fútbol. La mandataria ha hablado por fin sobre las protestas y ha asegurado que sus quejas tienen que ser escuchadas.



En un discurso en el Palacio de Planalto ha asegurado que el Gobierno está “escuchando esas voces por el cambio”, después de alabar “la fuerza de la calle”. Parece que después de diez días las protestas de 250.000 brasileños que se han concentrado de forma pacífica a lo largo de toda la nación serán escuchadas.



“Brasil amaneció hoy más fuerte. La grandeza de las manifestaciones de ayer comprueban la energía de nuestra democracia, la fuerza de la voz de la calle y el civismo de nuestra población”, ha afirmado Rousseff.



Las concentraciones comenzaron el pasado viernes 7 de junio en protesta por la subida de los precios del transporte público y se extendieron por todo Brasil. Días después, las quejas se generalizaron al enorme gasto que supone para las arcas públicas del país iberoamericano la celebración de la Copa Confederaciones y el Mundial de Fútbol.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.